Algunos ayuntamientos usarán la ayuda para sufragar la recogida de basuras o afrontar deudas


La decisión de la Diputación de permitir que este año se destine a gasto corriente hasta un 50% de los fondos del plan de obras ha venido de perlas a algunos concellos, que, de otro modo, se verían en dificultades para afrontar ciertos gastos del día a día. Las estrecheces por las que pasan algunas economías municipales lleva a que haya facturas de proveedores pendientes de pago o que correr con costes como los derivados del servicio de recogida de basura supongan un esfuerzo difícil de asumir por las arcas públicas. Es precisamente en estos dos conceptos en los que los ayuntamientos gastarán el porcentaje del POS que no invertirán en nuevas actuaciones.

En Outes, este dinero se destinará a gasto social, mientras que en Mazaricos lo utilizarán para pagar facturas de todo tipo y en Lousame y Porto do Son sufragarán el servicio de basura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Algunos ayuntamientos usarán la ayuda para sufragar la recogida de basuras o afrontar deudas