El Noia Portus Apostoli se estrelló con el muro de Molina en Sevilla

NOIA

MANUEL LORENZO

Los noieses intentaron hasta el final la remontada, pero cayeron contra el Betis por 5-4 en un disputado duelo

02 dic 2023 . Actualizado a las 23:16 h.

Lo intentó hasta el último suspiro el Noia Portus Apostoli, pero finalmente los tres puntos se quedaron en la cancha sevillana del Betis, un rival directo de los barbanzanos por la permanencia que, tras el resultado de este sábado, adelantó a los de Tomás de Dios en la clasificación dejando al equipo blanco al borde del abismo de los puestos de descenso. Fue un choque muy disputado, con idas y venidas, bronco por momentos y con mucha emoción.

Un tempranero gol de Nil Velasco cuando había transcurrido apenas un minuto y medio de juego adelantó a los locales y desbarató el planteamiento inicial del Portus Apostoli. Con todo, tras las dudas posteriores al tanto del conjunto bético, que pudo ampliar su ventaja en el minuto 5 en una jugada en la que Sarmiento hizo una gran estirada para sacar el balón fuera, los noieses empezaron a asentarse sobre la cancha. Altamirano se revolvió en el área, pero su disparo lo repelió el portero sevillano, un Molina que se convirtió en un auténtico muro y que fue trascendental en la victoria de los verdiblancos.

El Noia avisaba y Molina desbarataba uno tras otro los intentos de Nico Rosa y Power, hasta que en el minuto 11 Edu Jabá recogió en el área un rechace tras el disparo de Pirata y envió el balón al fondo de la red.

A partir de ese momento se sucedieron las alternativas de ambos equipos y los porteros cobraron un gran protagonismo evitando cambios en el marcador. Hasta que el Betis volvió a adelantarse por mediación de Pablo Otero, que envió el balón a la escuadra en un lanzamiento desde los diez metros. Tomás de Dios puso a Attos como portero jugador y los noieses comenzaron a presionar muy arriba, pero los locales aprovecharon una pérdida de balón del Portus Apostoli para ampliar ventaja en una contra que finalizó Lin en el minuto 19.

Todavía quedaba tiempo y, tras un nuevo paradón de Molina, Pirata volvió a intentarlo y su zapatazo tras un paso de Jabá acabó en gol. A 15 segundos del descanso el Noia ponía el 3-2 en el electrónico.

Más ventaja

Tras el paso por vestuarios, volvieron las alternativas en el juego de ambos equipos, con nuevas intervenciones de mérito para los porteros. La ocasión más clara la tuvo Pirata, pero su taconazo en el área salió fuera por centímetros. La réplica la dio Christian Povea, que recorrió toda la pista sorteando a sus rivales para batir a Sarmiento y poner el 4-2.

Apenas dos minutos después, el Betis armó una contra que definió Raúl Jiménez batiendo al meta noiés y rompiendo el partido.

Puso toda la carne en el asador el Portus Apostoli con Attos como portero jugador, pero no acababa de generar peligro a pesar de sus intentos, hasta que en el minuto 37 Pirata transformó un doble penalti —no sin suspense, ya que hubo que repetir el lanzamiento— y recortó distancias. Ya en el último minuto, otra vez Pirata desde los diez metros subió el 5-4 al marcador y puso en bandeja unos últimos 60 segundos de infarto.

El Noia dispuso de hasta cuatro ocasiones, algunas muy claras en las botas de Rufino y Edu Jabá, para poner la igualada, pero no hubo fortuna para los blancos, que sumaron su quinta derrota en seis partidos.