La falta de gol del Portus Apostoli hace saltar todas las alarmas en Noia

Francisco Brea
Fran Brea RIBEIRA / LA VOZ

NOIA

Pirata, con el balón en el encuentro copero ante el Mengíbar.
Pirata, con el balón en el encuentro copero ante el Mengíbar. Manuel Lorenzo / Noia PA FS

Los barbanzanos cayeron contra el Mengíbar, equipo de Segunda División, en la Copa del Rey

23 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Todas las alarmas están encendidas en el Noia Portus Apostoli. La derrota en la Copa del Rey en la pista del Mengíbar (3-1), que milita en la Segunda División, han puesto todavía más de manifiesto los problemas de los barbanzanos a la hora de ver puerta. No lo oculta el técnico, Tomás de Dios: «El equipo está dolido. Nuestra realidad es que llevamos tres partidos metiendo solo un gol y nos está costando. Hay que buscar soluciones para el sábado y soy yo quien las tiene que encontrar».

Lo cierto es que los números no engañan. El Noia Portus Apostoli es decimotercero en la tabla en Primera División, donde hay 16 conjuntos. Tiene tres por debajo, los que justamente poseen un registro goleador peor que el de los barbanzanos. En 12 partidos disputados, el equipo dirigido por Tomás de Dios tan solo ha firmado 32 tantos, dejando una media de 2,6 por encuentro.

«Hemos conseguido goles en canchas difíciles», destaca el entrenador, quien también reconoce que «estamos jugando con pívot fijo, necesitamos más segundas entradas y situaciones de uno contra uno. Estamos generando, pero no materializando. En los momentos malos es cuando tenemos que demostrar que somos un equipo competitivo y unido», analiza el técnico.

Además, esta falta de acierto de cara a la portería rival no se compensa con una solidez atrás que permita sacar más puntos. Los noieses han encajado 42 goles, siendo el séptimo que más ha recibido de la competición.

Único eliminado de Primera

Un total de 12 conjuntos de Primera debutaron en esta ronda de la Copa del Rey y, de ellos, el Noia Portus Apostoli fue el único de esa categoría que cayó derrotado. En el encuentro, comenzó apretando el Mengíbar aupado por su afición. Poco a poco, los noieses fueron tomando el pulso al choque y empezó a destacar Cárdaba, portero local, que se convirtió en el jugador del partido. Él se encargó de desbaratar los intentos de los blancos. Por si fuera poco, a los 16 minutos, Karim hizo el primer tanto local desde el punto de penalti.

Cuando parecía que el marcador no se iba a mover antes del descanso, Power firmó las tablas al conseguir batir al guardameta mengibareño. El guion se mantuvo a la vuelta de los vestuarios, con el Noia Portus Apostoli chocando con el muro que levantó Cárdaba en su portería. Además, otra vez a balón parado, se adelantaron los andaluces. En el minuto 24, Karim convirtió un tiro libre indirecto después de que los árbitros pitaran mano de Attos en el área noiesa.

Más cuesta arriba se le puso la eliminatoria a los barbanzanos cuando, en el 32, la enésima intervención salvadora de Cárdaba se tradujo en una transición que Ureña aprovechó para poner el 3-1 en el electrónico.

Tomás de Dios apuntó que en la primera parte compitió mejor el Mengíbar, mientras que en la segunda su equipo tuvo «muchísimas ocasiones. Es una derrota muy dolorosa y sufrida, porque somos el equipo de Primera y no lo hemos demostrado»,