El Portus Apostoli inicia la lucha por el ascenso ante un Mengíbar al alza

Francisco Brea
F. Brea RIBEIRA / LA VOZ

NOIA

Imagen de un entrenamiento de esta semana del Noia Portus Apostoli
Imagen de un entrenamiento de esta semana del Noia Portus Apostoli Noia Portus Apostoli

Los noieses disputan esta tarde el primer encuentro de la fase en el Agustín Mourís

27 feb 2021 . Actualizado a las 08:13 h.

El Noia Portus Apostoli inicia hoy, a las 18.30 horas en el pabellón Agustín Mourís, un camino que, como reconoce el técnico, Marlon Velasco, está cargado de ilusión. Eso sí, no será fácil lograr el objetivo del ascenso y el Mengíbar será la primera piedra que se encontrarán los noieses. El conjunto jienense llega a este momento vital de la temporada al alza, tras empezar de forma dubitativa, pero yendo a más con el paso de las jornadas y certificando su presencia en la fase de una última jornada liguera que fue agónica.

Desde Noia destacan de su rival el haber construido «un bloque sólido y compacto, que aúna buenas dosis de potencia física y calidad». Un viejo conocido de los noieses, Dani Colorado, será el mayor peligro de los visitantes tras firmar 13 goles en 16 partidos. Pero en el Portus Apostoli afrontan esta fase con la «ambición de empezar con un triunfo». Además, cuentan con la motivación de que en las gradas del Agustín Mourís podrá haber público.

Reñido y abierto

Marlon Velasco espera un partido «reñido y abierto, que se va a decidir por detalles. Tendremos que tratar de dominar todas las situaciones, tener concentración y ser competitivos». En la rueda de prensa previa al duelo también participó el jugador Power Raggiati, que coincidió con su entrenador: «Va a ser muy duro».

El futbolista argentino señaló que será imprescindible minimizar los errores para tener opciones de hacerse con la victoria. También, «llegar a los minutos finales arriba en el marcador o estando ahí para poder cerrarlo a nuestro favor». Power se mostró satisfecho por la buena dinámica del Portus Apostoli y «porque estas dos semanas de trabajo fueron muy buenas. Es un aspecto positivo jugar en casa y tenemos que demostrar que somos fuertes».