La Escudería Berberecho estudia retrasar el Rali de Noia al verano

El equipo cree que las mejores opciones para la prueba es pasarla a finales de julio o principios de agosto


Ribeira / la voz

Freno de mano y cambio de rumbo. Eso ha tenido que hacer la Escudería Berberecho para mantener con vida un Rali de Noia que quiere escapar de la pandemia del covid. Aunque el plan del equipo era que se celebrase los días 16, 17 y 18 de abril, la lentitud del proceso de vacunación y las últimas restricciones han motivado que se planteen un cambio de fechas. El plan sería pasar la prueba reina del automovilismo barbanzano a la última semana de julio o la primera de agosto. Momento en que esperan que los problemas que atenazan a Galicia ya no existan. O por lo menos estén controlados.

«O motivo de facer o rali é algo persoal, de sacar o evento adiante, pero o principal obxectivo é que a proba repercuta na hostalería. Se os bares, restaurantes e hoteis non van estar abertos, se non se vai a beneficiar ninguén disto, non tería sentido levalo a cabo», reconoce el presidente de la Escudería Berberecho, un Javier Rodríguez que explica que en los próximos días tiene prevista una reunión con el regidor, Santiago Freire, para tratar el asunto de un aplazamiento.

«As fechas non as sabemos. O calendario da federación está tan saturado que non hai un fin de semana libre. Barallamos a opción de finais de xullo e principios de agosto, pero dependemos doutras probas, de que nos boten unha man movendo as fechas. Nós seguimos traballando, estamos pechando o regulamento para mandarllo á federación», afirma Javier Rodríguez.

A punto

Aunque el plan de llevar el rali para el verano gane cada día más fuerza, la Escudería Berberecho está terminando con todo el trabajo por si finalmente sí pueden ponerlo en marcha en abril. «Senón se ao final se levantan as restricións e temos que celebralo, non queda outra que contar con toda a documentación en prazo. Agora xa temos todo preparado e arquivado, pero o prazo máximo para presentar remata a finais de mes. Antes de enviar nada queremos saber se as restricións se van aliviar ou non».

Rodríguez confiesa que, una vez hablen con el ejecutivo noiés, se pondrán en contacto con la federación para ver si sacan adelante la prueba en abril o buscan soluciones de cara el verano: «Queremos facer as cousas con seguridade. Non queremos que o rali sexa un problema a nivel sanitario. Ademais, ten que axudar á hostalería, aos supermercados e ás gasolineiras, que son os beneficiados directamente, aínda que indirectamente o sexamos todos».

Con el recorrido y los tramos más que cerrados desde hace semanas, la Escudería Berberecho estudia cada comparecencia política para saber si el Rali de Noia será posible este 2021. Después de la cancelación del 2020, el objetivo es que los motores vuelvan a rugir. Aunque, eso sí, de la manera más segura posible. «Iso é o fundamental», cierra Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Escudería Berberecho estudia retrasar el Rali de Noia al verano