Andrés Villar: El noiés que toca las nubes con los dedos

Jose Manuel Jamardo Castro
J. M. Jamardo RIBEIRA / LA VOZ

NOIA

marcos creo

Este deportista tiene el récord de la apertura de rutas al Naranco de Bulnes, con veinte nuevos caminos

25 ene 2021 . Actualizado a las 11:56 h.

Llegó a las cumbres de casualidad. Lo hizo por mejorar profesionalmente hace unos 40 años. Pero desde que alcanzó la cima, ya no pudo bajarse. Quedó atrapado. Es el caso de Andrés Villar Murillo (Noia, 1957), un alpinista que no necesita una excusa para echarse a la montaña o subirse a cualquier piedra que tenga alguna dificultad. No puede pasar sin su dosis de escalada. Incluso se atrevió a ver la vida desde lo alto de un eucalipto de unos veinte metros. Nada se le resiste. Reconoce que escalar representa una forma de entender la vida, pero también es un apasionado de deportes de riesgo como el parapente o el barranquismo.

Llegó a esta actividad de rebote. Por su trabajo aterrizó en Baqueira Beret y allí le entró el gusanillo. Era la primera vez que veía la nieve. Quedó prendado. A partir de ahí todo fue sobre ruedas y sobre esquís y cuerdas. Hizo cursos y al finalizar fue destinado a Asturias para quedar integrado en un equipo de rescate de alta montaña. Llegó a ser profesor en diferentes disciplinas durante 11 años en Candanchú.

Los Picos de Europa fueron, y son, su debilidad. Pero el Naranco de Bulnes es «como a miña casa». Lo conoce perfectamente. Por algo es el deportista que más rutas abrió en esta mole granítica: «Fixen vinte aperturas novas nesta montaña e máis de 400 escaladas. Para min é moi importante na miña vida». Es el montañero que tiene en su haber más caminos hacia la cima en este pico. Todo un récord.