La sangría continúa: solo Noia y Boiro ganaron población en el último año

En los demás municipios, la pérdida de habitantes oscila entre 20 y 129 vecinos


Mazaricos / la voz

Otro año más, y ya van siete de forma consecutiva, el área barbanzana vuelve a perder población. De hecho, hay que remontarse hasta el 2013 para encontrar el último ejercicio en el que la zona vio como su número de vecinos crecía. Por aquel entonces se contabilizaron 480 nuevas altas, curiosamente, la misma cifra en la que cayeron los padrones durante los últimos 12 meses. En este período, todos los ayuntamientos de la zona, a excepción de Boiro y Noia, que ganaron 46 y 11 residentes, respectivamente, sufrieron mermas importantes en sus censos.

En este sentido, resultan especialmente llamativos los casos de Muros y Outes, que son los dos territorios que más han visto mermada su población en el 2020. El primero, tras llegar a superar los 10.000 vecinos en el año 2004, emprendió una caída libre que lo sitúa en poco más de 8.400 a día de hoy, tras perder 129 personas durante el último ejercicio. Una circunstancia similar es la registrada en el municipio outiense, que en el 2005 podía presumir de superar los 8.000 censados (8.055, concretamente) y que en la actualidad, después de bajar 127, sitúa su cifra de empadronados en solo 6.155.

Carnota y Mazaricos también registran similitudes demográficas, como las que apuntan a que su merma interanual de población es de medio centenar de residentes y sus padrones definitivos se sitúan en el entorno de los 3.800 registros. En los 3.200 se mueve Lousame, que, sin embargo, ha sufrido un recorte mayor en su población, con un total de 70 personas menos.

Caída más moderada

En el resto de municipios de la zona, la caída de su vecindario osciló entre los 20 residentes de A Pobra o Rianxo y los 38 de Ribeira -el 2012 fue el último ejercicio en el que el municipio más poblado de la zona ganó población-, pasando por los 29 censados que perdió Porto do Son.

A día de hoy, según se desprende de los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE), los 11 municipios de la zona aglutinan a una población total de 115.069 personas, casi 8.500 menos de la que se registraba hace tan solo una década. Dicho de otra manera, en los últimos diez años, el conjunto de los municipios de Barbanza, Muros y Noia ha perdido dos habitantes diarios.

Nada hace presagiar, sin embargo, que esta preocupante tendencia pueda revertirse a corto o medio plazo. Al contrario, las últimas proyecciones de población elaboradas por el IGE apuntan a que, en poco más de tres décadas, la zona bajará del umbral de los 100.000 vecinos.

La cifra de barbanzanos en el exterior es la más alta registrada

Al contrario de lo que sucede con los que residen de forma habitual en la comarca, la colonia barbanzana en el exterior no ha parado de crecer. A finales de noviembre figuraban inscritos en los padrones de residentes en el extranjero 18.304 vecinos de la zona, 204 más que en el mismo período de 2019. Esta es la cifra más elevada desde que existen registros estadísticos oficiales, y constata el importante incremento que, desde el inicio de la crisis en el 2009, está experimentando el éxodo de personas naturales de los 11 municipios de la comarca en busca de una oportunidad laboral.

De hecho, el censo de emigrantes de la zona ha aumentado en 3.718 personas durante la última década, población equivalente al total actual de municipios como Carnota o Mazaricos.

El incremento de vecinos emigrados es una constante que se repite en los 11 municipios de Barbanza, Muros y Noia, si bien destacan por su volumen -alrededor del 35 %- en Porto do Son y Ribeira, que en la última década han visto como 1.131 y 1.722 de sus ciudadanos, respectivamente, se marchaban a vivir a otro país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La sangría continúa: solo Noia y Boiro ganaron población en el último año