Un caldo gallego para Miguel Ángel Silvestre

Carmen Fernández RIBEIRA / LA VOZ

NOIA

MARCOS CREO

La comida del Tío Manolo conquistó a diferentes celebridades como Marta Hazas o Los del Río

17 dic 2020 . Actualizado a las 13:41 h.

Noia es uno de los epicentros culturales de la zona. Siempre hay alguna actividad a la que acudir y su semana grande la vive en el mes de octubre con la Mostra de Curtas. Entre el coliseo Noela, las galas deportivas o los rodajes de series que se realizan cerca de Noia es habitual encontrarse con algunos famosos por las calles y los bares de la localidad. Un lugar en el que su presencia es ya considerada normal es el hotel y restaurante Tío Manolo. Con más de 30 años de historia, este establecimiento se convirtió en una parada fija para las personalidades que vistan la villa cuando Antonio Mirón y Pura Barreiro abrieron las puertas del hotel, hace ahora una década. Desde aquel momento lo raro es no encontrarse con algún actor comiendo en el restaurante o con un equipo de baloncesto alojándose en sus habitaciones.

A lo largo de estos años ya hay famosos que se convirtieron en habituales. Xosé Antonio Touriñán es una de ellos. «Cada vez que ten un acto por aquí sempre para tomar algo ou a durmir», explica Mirón. Otro actor que se deja ver mucho por el establecimiento es Antonio Durán, más conocido como Morris. «Cando estivo rodando a serie de Fariña veu por aquí case un ano caracterizado como Charlín. Non parecía el, era impresionante», afirma el propietario del Tío Manolo. Un aspecto que destaca del intérprete es su humildad: «Encántalle que fales con el, que o trates como a un máis».

Los actores Marta Hazas y Javier Veiga suelen acudir con relativa asiduidad por el restaurante de Mirón. «Depende moito dos actos e representacións que teñan por aquí, pero soen pasarse moito», explica Antonio Mirón. Hazas estuvo una semana en el Tío Manolo en compañía de Carlos Sobera, Javier Rey y Ana Rayo por la presentación de Cinco y acción. «Estrenaron no coliseo Noela e estiveron aquí aloxados. Un dos seus pratos favoritos foi a empanada millo con berberechos. Era algo novo para eles que non comeran antes».