«As biblioteas son seguras, pois o contacto cos usuarios é mínimo»

El servicio de préstamo de libros ya está en marcha en Ribeira, Porto do Son, Muros y Outes


data / agencia

El arranque de la fase 1 hacía posible retomar ayer la actividad en las bibliotecas, pero solo cuatro concellos de la comarca pusieron en marcha sus instalaciones, todos con estrictas medidas de seguridad y reduciendo al préstamo de libros sus servicios. En otras localidades, los preparativos para que los vecinos puedan retirar volúmenes también se están articulando.

Xoán Fernández Callón, el bibliotecario de Ribeira, estaba en su puesto a las 9.00, armado con pantalla y mascarilla, pero apenas tuvo trabajo: «Hai algunha chamada e tamén recibo algún correo, pero é xente que ten libros na casa e quere coñecer o prazo de devolución, que vén de ser ampliado ata o 15 de xuño». Nadie se interesó ayer por recoger un libro, aunque el profesional descarta que sea por miedo: «As bibliotecas son seguras, pois o contacto cos usuarios é mínimo. Penso que hai descoñecemento e, en canto a noticia da reapertura se estenda, os usuarios de sempre van volver».

Como él, ayer acudieron a sus puestos los bibliotecarios de Muros, Outes y Porto do Son. En este último municipio, también abrían de nuevo sus puertas las agencias de lectura de Portosín y San Pedro. Desde todos los concellos se recomienda concertar cita previamente, puesto que solo puede haber un usuario en la sala. Y los vecinos deben tener clara su petición, ya que no podrán curiosear las estanterías, tendrán que pedir un título concreto y les será entregado por el técnico. Los volúmenes devueltos estarán en cuarentena 14 días.

Pese a que solo en cuatro concellos se abrieron ayer las bibliotecas, el personal responsable de las salas se incorporó en toda la comarca, con el fin de preparar los espacios para volver a la actividad en breve. Los boirenses podrán retirar libros de las instalaciones de A Cachada a partir de mañana, fecha en la que también esperan abrir el servicio en A Pobra.

Asimismo, en Rianxo quieren poner los libros a disposición de los vecinos cuanto antes, pero estaba pendiente una reunión con la bibliotecaria para atar cabos sueltos. La sala de Lousame abrirá sus puertas antes de que acabe esta semana, en cuanto concluyan unas pequeñas obras de reforma realizadas aprovechando la cuarentena, mientras que en Carnota todavía no hay fecha fijada, pues están por resolver unos problemas de filtraciones. Tampoco hay día para la reapertura en Mazaricos.

Estudiantes en Noia

En contra de la tendencia que se ha seguido en el resto de la comarca, en Noia consideran que lo prioritario es ofrecer a los vecinos un espacio adecuado para el estudio, por lo que se priorizará este servicio. El concejal José Pérez explicó que se está elaborando un detallado protocolo con las medidas a adoptar. La idea es comenzar por la reordenación de mesas y sillas, con el fin de que los usuarios mantengan las distancias de seguridad, y con la limpieza de todo el material: «Temos que facer unha desinfección previa, na que xa estamos a traballar, e logo outra diaria».

Con el fin de ganar tiempo, el edil apuntó que las sillas se cubrirán con unas fundas plásticas, que serán retiradas en cuanto la biblioteca cierre sus puertas y se renovarán de cara a la siguiente jornada. Lo que todavía está por perfilar es el sistema a emplear para la reserva de sitio: «Queremos funcionar con cita previa, para que a xente non veña a teña que dar volta por falla de aforo».

Una vez entre en funcionamiento este servicio, se analizará la posibilidad de retomar el préstamo de libros: «Pensamos que o máis urxente é ofrecerlle un espazo aos estudantes, que ao mellor non teñen nas casas o lugar axeitado». La idea es que la sala de estudio empiece a funcionar el lunes, desde las 10.00 hasta las 14.00 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«As biblioteas son seguras, pois o contacto cos usuarios é mínimo»