El Rali de Noia calienta motores para un circuito que se alarga

La Escudaría Berberecho ultima los detalles de un trazado adaptado a las exigencias de la federación autonómica


Para su 37.º aniversario, una de las pruebas más clásicas y veteranas del automovilismo gallego llegará cargada de grandes novedades, pero también de polémica. La primera sorpresa, más que positiva, permitirá que este año el producto estrella de la gastronomía noiesa se suba al gran escaparate que supone la nueva denominación del Rali Berberecho de Noia. Mas, tras sumar el vital patrocinio de la Cofradía San Bartolomeu, la Escudaría Berberecho ultima los detalles de un circuito que crecerá hasta los 502 kilómetros (102 cronometrados), para adaptarse a las exigencias de la Federación Galega de Automovilismo.

El rali, que tendrá lugar el viernes 17 y el sábado 18 de abril, se disputará en un formato de seis tramos a doble pasada. Esto se debe a los cambios introducidos, que impiden utilizar el esquema de cuatro tramos a doble pasada en favor del de tres a triple vuelta. La organización rechazó implementar este último, ya que supondría «ter encerrados aos veciños dunha zona, practicamente, todo o día», tal y como indicó el presidente de la escudería, Javier Rodríguez.

Tras una ingente labor de adaptación y encaje de bolillos organizativo, el máximo responsable de la prueba lamentó que «este ano o circuíto non estará ideado para os equipos participantes», pero matizó que todos los cambios que han realizado siempre se plantearon desde la misma regla: «O Rali Berberecho non vai baixar a seguridade nin un palmo».

Trazados similares

Aunque la escudería barbanzana tenía propuestas para incorporar nuevos municipios a un trazado que ya componen Noia, Porto do Son, Lousame, Outes y Mazaricos, en sintonía con el crecimiento progresivo del rali noiés, se han visto forzados a dibujar un recorrido que recuperará tramos muy similares a los vistos los últimos tres años. Con todo, habrá novedad con el regreso de los míticos saltos de Mazaricos.

Se mantendrá el tramo urbano del viernes, una decisión tomada para devolver el incondicional apoyo al sector hostelero y a los vecinos, así como al Concello de Noia, «que sempre supón un sustento vital para a proba» y al que ahora se suma el espaldarazo de la cofradía.

De igual forma, Fernández quiso agradecer la inmediata respuesta de aficionados de toda Galicia ante el llamamiento de colaboración y voluntarios realizado en diciembre cuando supieron de las nuevas exigencias. Además, la Escudaría Berberecho volverá a dar ejemplo con el alto nivel de participación de unos pilotos locales que aman el privilegio de correr en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Rali de Noia calienta motores para un circuito que se alarga