La semana del regreso a los arenales dejó un buen sabor de boca a los productores noieses

El precio del berberecho de primera superó los 24 euros


Ribeira / la voz

Los productores que faenan en las concesiones marisqueras de Noia están bastante contentos con el desarrollo de la primera semana tras el parón de las fiestas de Navidad. Tanto la presidenta de la agrupación de a pie como el vicepatrón mayor, Marisol Amado y Ramón Pais, respectivamente, señalaron que en estas cuatro jornadas «non temos queixa». Y es que, aunque había topes pequeños, «a maioría colleunos sen problemas», dijo el representante de la cofradía.

El total de bivalvo que pasó por las lonjas de O Freixo y Testal esta semana fue de casi 52 toneladas. El berberecho sigue siendo el motor económico de la mayor empresa de la ría de Muros-Noia, pues se contabilizaron más de treinta toneladas.

La almeja japónica sigue comiendo terreno a otras especies y en los cuatro días de actividad se extrajeron algo más de quince toneladas. El vicepatrón mayor reconoció que «hai moita nas nosas concesións». La babosa que pasó por los controles fue de poco más de 3.700 kilos y la fina, 2.600.

Pais señaló que el desarrollo de la reanudación de la actividad extractiva está siendo positivo, incluso «mellor do que esperabamos». Comentó que se cogieron bien los topes y que los precios «responderon».

Más topes

El dirigente de la entidad recordó que normalmente juegan mucho con la oferta y la demanda. En este sentido, explicó que empezaron la semana con unos topes bastante bajos de berberecho -cinco kilos por trabajador a flote y tres a pie-, pero «cambiámolos porque estaba tendo moi boa saída e os prezos eran interesantes». Así, se decidió pasar a ocho los de a flote y a cinco los de a pie: «Polo momento, esta funcionando bastante ben».

Una de las preocupaciones del cabildo era la mortandad del bivalvo. Sin embargo, Ramón Pais comentó: «Non se ve tanto marisco morto como se esperaba».

La presidenta del colectivo de a pie, Marisol Amado, indicó que están satisfechos por el desarrollo de la semana: «Normalmente a última etapa da campaña hai menos marisco e os prezos son moi inferiores, pero non nos podemos queixar porque conseguimos o que se pretende, que é sacar un xornal para pagar o seguro e pouco máis». También reconoció que en la vuelta a los arenales hay muchos menos productores que antes del parón.

El presidente del colectivo Plademar, Pablo Silva, coincidió en que están contentos, puesto que «o prezo foi bastante ben e non morreu marisco».

La cotización del bivalvo ha sido del agrado de la mayoría de los productores, pues el berberecho se aproximó a los 25 euros el más caro. La almeja fina alcanzó los 74,80 euros, mientras que el único lunar, según el pósito, es la japónica, que se pagó a 5,5 euros la más barata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La semana del regreso a los arenales dejó un buen sabor de boca a los productores noieses