José Manuel Leis: «Ahora hay más implicación de la gente en la colaboración para prevenir delitos»

Leis vivirá mañana su última jornada dirigiendo a la compañía noiesa y el martes estará en su nuevo destino


Ribeira / la voz

José Manuel Leis (Negreira, 1962) afrontará mañana su último día al frente de la compañía de la Guardia Civil de Noia. Tras ocho años, pone rumbo a A Coruña para desempeñar un nuevo puesto que, afirma, supone un reto más en su carrera profesional.

-No le queda nada para cambiar de destino. Ya con las maletas hechas, ¿qué siente?

-Por un lado está el sentimiento de pesar por dejar un sitio en el que estuve tanto tiempo y contento haciendo mi trabajo. Y, por el otro, la ilusión de empezar una nueva faceta profesional y poder hacerla lo mejor posible.

-Cuando llegó a Noia, en sus primeros días en la compañía, ¿recuerda qué pensó?

-Era un nuevo reto, aunque continuaba la línea de trabajo que venía desarrollando relacionada con la seguridad ciudadana. Fue una nueva responsabilidad, más amplia, por el propio cargo y por abarcar un territorio mayor, con más unidades. Pero la realidad se impone y ya había que empezar a tomar decisiones y tratar de resolver problemas.

-¿Conocía la comarca?

-Desde mi destino anterior tenía referencias a nivel profesional sobre lo que pasaba, pero en el plano personal no. Cuando estaba destinado fuera de Galicia y venía de vacaciones a visitar a la familia, estuve en Muros, Boiro y Noia. Pero yo me marché a los 18 años y hasta que me destinaron en Milladoiro no regresé. Fueron más de 25 años fuera y de pequeño había pocas posibilidades de hacer turismo.

-En la última celebración del día del Pilar dijo que se sentía un noiés más. ¿Deja aquí muchos amigos?

-Por supuesto. Tras ocho años conoces a mucha gente y con parte de ella tienes un trato más diario, por lo que acabas generando dinámicas de relación que salen de la esfera profesional. Creas amistad con gente del cuerpo y de fuera, por lo que sí que dejo amigos después de tantos años. Quedan aquí, pero siempre van a estar ahí y espero seguir manteniendo la relación, como lo hago con gente de Logroño o Santander, por ejemplo.

-Aún así, lograr un ascenso siempre es motivo de satisfacción.

-Sí. Tiene un precio porque dejas cierta estabilidad. Repercute a nivel familiar, ya que te tienes que cambiar de domicilio. Pero si has optado por promocionar y finalmente lo consigues, cumples tus expectativas.

-¿Cómo afronta su nueva responsabilidad?

-Con ilusión, decisión y con ganas de trabajar para aportar lo que esté en mi mano. En el nuevo destino me dedicaré más a la gestión de recursos, no a labores tan operativas. Esa gestión es importante para que el servicio que presta la Guardia Civil al ciudadano sea más efectivo.

-En este tiempo en Noia, ¿cuál ha sido el cambio más notable?

-Ahora hay más implicación de la gente en la colaboración para prevenir delitos. Los vecinos muestran mayor predisposición a aportar información cuando observan algún comportamiento que les resulta sospechoso. Antes, esa misma información la conocías, en muchos casos, cuando los hechos ya habían sucedido.

-El habitual que en los medios de comunicación de la zona aparezcan noticias de sucesos. ¿Es Barbanza una zona conflictiva?

-No. Es algo subjetivo y depende de con qué se compare. Yo he estado destinado en muchos sitios y, comparándolos, así como también con la realidad de la provincia o del conjunto de Galicia, estamos en cifras de delitos y de entidad de los mismos que reflejan que para nada se puede hablar de que Barbanza sea una comarca conflictiva. Para mí, lo digo con sinceridad, es totalmente lo contrario.

José Manuel Leis tiene una larga carrera en la Guardia Civil, que le ha llevado a diferentes puntos del país antes de acabar dirigiendo la compañía de Noia. Durante ese tiempo ha puesto fin a muchos casos y también ha vivido situaciones curiosas.

-¿Qué tipo de casos no le hubiera gustado resolver nunca?

-Está claro que una vez que se comete un delito nosotros debemos tratar de resolverlo y cuando se consigue es una satisfacción. Por suerte, salvo los más mediáticos, aquí no hubo hechos de especial gravedad. Aún así, es cierto que todo aquello que afecta a los más vulnerables, como pueden ser las agresiones a los niños, te duele que ocurra. Por eso también te implicas más en la resolución de los casos y, dentro de lo malo, sientes que aportaste algo positivo a la sociedad.

-Del mismo modo, habrá vivido situaciones curiosas. ¿Recuerda alguna que se pueda contar?

-Me acuerdo que en una ocasión, hace ya un tiempo, recibimos una llamada alertando de que existía un almacén en el que se guardaban muchísimas cajas de tabaco que tenían que ser de contrabando, porque en aquella nave no se hacía nada relacionado con el tabaco. Montamos un operativo de vigilancia y era cierto, había muchas cajas. Pero estaban vacías, ya que estaban usando el almacén para guardar cosas para rodar la serie Fariña. También hubo otra situación curiosa. Un delincuente habitual de la zona que había sido detenido muchas veces se iba a casar y nos llamó para invitarnos a la boda. Decía que había estado tantas veces en el cuartel que ya nos consideraba amigos.

-Como despedida, ¿cuál es su valoración?

-Buena. El trabajo y todo lo aportado en beneficio de la sociedad por cada uno de los profesionales de la compañía de Noia ha sido increíble. El trabajo diario es el que dio los resultados positivos que se produjeron en este período. Quiero agradecer todo ese esfuerzo a los miembros del cuerpo, a los que están y a los que han pasado por aquí en estos años. También estamos muy agradecidos por la colaboración de los ciudadanos de la comarca y por el apoyo de todas las instituciones y organismos. También me gustaría destacar la relación con profesionales de otros cuerpos con los que compartimos información, con los miembros de los concellos, con los jueces... Acabas ampliando tu cartera de relaciones de amistad y es gratificante.

La sociedad ha avanzado y esto ha provocado que también cambiaran los tipos de delitos que se cometen en la actualidad. Por supuesto, la popularización de Internet ha influido en este aspecto y ha motivado que la Guardia Civil tuviera que formarse y crear grupos especializados para resolver los numerosos casos que se les presentan, ya que cada vez son más habituales.

-Con el paso de los años, el tipo de delitos que se cometen habrá ido variando y evolucionando. Actualmente, ¿qué les produce más quebraderos de cabeza?

-Tanto como un quebradero de cabeza tampoco podría decir, pero sí que es cierto que hubo una evolución y se notó un incremento importante en los delitos cometidos a través de Internet, principalmente estafas. Es evidente que se siguen produciendo otro tipo de delitos, también contra el patrimonio en sus formas tradicionales, como robos o hurtos. Aunque estos descendieron en los últimos ocho años, mientras que las estafas en Internet aumentaron.

-Ese incremento de estafas a través de la Red también provocaría que la propia Guardia Civil evolucionase y se formase.

-Es indispensable conocer el funcionamiento de las redes, las plataformas, operadoras, servidores... las entrañas de la Red, para saber cómo funciona el proceso de compra y poder seguir el hilo de estos delitos. Es un mundo muy específico y técnico, que exige especialización. Hay que buscar todos los rastros para poder encontrar al infractor, y para ello se han creado equipos especializados.

-Aunque no a niveles de tiempos pasados, ¿sigue siendo la droga un problema importante en la comarca barbanzana?

-Existe tráfico de drogas, pero hablamos de que es a nivel de consumidor. Hay demanda y por lo tanto existe una oferta. Pero es un tráfico minorista. Desactivamos varios puntos de venta e, incluso, plantaciones de marihuana. Lo que hay es a pequeña escala y para consumo local. Son habituales las denuncias por esta cuestión, pero nada que ver con el tráfico de grandes cantidades.

-Tampoco será fácil sacar estas sustancias de las calles.

-Es complicado. En realidad, las personas que se dedican al menudeo de este tipo de sustancias lo van a seguir haciendo cuando vuelvan a la calle. Lo hacen porque, en muchos casos, no tienen la posibilidad de realizar otra actividad que les genere ingresos económicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

José Manuel Leis: «Ahora hay más implicación de la gente en la colaboración para prevenir delitos»