La ostra de Noia bate récords al llegar a los 2,30 euros la unidad

Establecimientos hosteleros de Pontevedra son los principales compradores


ribeira / la voz

Hace unos días comenzó la campaña de la ostra en las concesiones de la cofradía de Noia. Y la verdad es que el inicio está siendo espectacular. Los productores están muy satisfechos, pues por el momento ven que hay producto en la ría, pero de lo que sin duda más contentos están es de su cotización. Ayer batió una nueva marca. La unidad más cara llegó a pagarse a 2,30 euros, algo nunca visto en las lonjas de Testal y O Freixo.

La ostra autóctona prácticamente desapareció de las playas gallegas y tan solo queda el banco natural de la ría de Muros-Noia y, algo residual, en alguna zona próxima a A Coruña y Ferrol.

En la cofradía noiesa llevan años trabajando en la recuperación de esta especie y cada temporada su extracción va en aumento. Siempre inician la actividad unas semanas antes de las fiestas de Navidad para aprovechar el incremento de la demanda. El pasado ejercicio, y según datos de la página de Pescagalicia de la Consellería do Mar, se vendieron 69 toneladas procedentes de las lonjas que gestiona la cofradía noiesa, cuando en el 2002 tan solo hubo dos mil kilos.

El patrón mayor, Santiago Cruz, comentó que el arranque de la temporada de la ostra está siendo muy bueno y así se está demostrando con las cantidades y los precios. Y es que el marisco de las rías gallegas es muy apreciado y con una calidad más que demostrada. El dirigente destacó que aunque en el seno de la entidad cuentan con 32 permisos de explotación, en el inicio de la campaña tan solo salieron a faenar cinco embarcaciones.

La semana pasada se contabilizaron unas 18.000 unidades vendidas y las más caras llegaron a los 2,26 euros, batiendo el récord del 2018 que estaba en 2,16 euros cada una, mas en esta campaña ya se superó en dos ocasiones. Precisamente, el lunes la puja más alta se paró en los 2,30 euros. También salió bastante cantidad a más de dos euros.

Establecimientos hosteleros

Este tipo de marisco tiene una gran aceptación entre los restaurantes gallegos y, según fuentes del pósito noiés, todos los días acuden a la rula de Testal varios compradores interesándose por este producto y en especial establecimientos de restauración de la provincia de Pontevedra.

La ostra plana fue uno de los primeros mariscos que la cofradía cultivó en el laboratorio de la entidad -situado en Outes y que en la actualidad está cerrado-, instalación que pretende reabrir para recuperar la producción de semilla de este bivalvo y también de almeja. Los inicios fueron esperanzadores pues, tras sembrar en la ría de Muros-Noia, ya se están viendo los resultados.

En un principio, la temporada de la ostra tiene fecha de caducidad en Navidad, siempre y cuando el tamaño y la cotización continúen a este ritmo. El dirigente de la entidad destacó que este producto es un complemento en la actividad marisquera.

Pero no solo es este bivalvo el que tiene un excelente pedigrí. El berberecho que se extrae de las aguas noiesas cuenta con una gran reputación y es muy apreciado, tanto a nivel de restauración como para la conserva. Este molusco superó los 27 euros el kilo hace unos cinco años.

La espectacular calidad del marisco barbanzano también quedó constatada hace solo unas semanas en la apertura de la campaña marisquera de Ribeira. La almeja babosa marcó un hito al alcanzar un precio de 69 euros el kilogramo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ostra de Noia bate récords al llegar a los 2,30 euros la unidad