San Lázaro, ese caprichoso tablado

Preferente Los de Iván Carril repiten empate en casa, esta vez ante un Fisterra que comenzó con mucho peligro, pero acabó pagando el desgaste del choque


ribeira / la voz

Nuevo duelo de infarto en el hogar del fútbol noiés, tanto que ayer fue inevitable echar la vista atrás a los anteriores encuentros de los de Iván Carril en casa para recordar que ya es el tercer empate firmado. Una vez más y ante un rival de máxima consideración, el Fisterra, San Lázaro se convirtió en ese tablado caprichoso que acabó decantando lo que parecía una victoria segura en, valga la redundancia, unas buenas tablas (1-1).

Si en el derbi contra el Puebla al Noia se le escaparon los tres puntos con una expulsión de última hora y la pertinente igualada, contra la escuadra verde el guion fue el mismo, pero leído al revés.

Desde el primer minuto, dos grandes equipos -que no se veían las caras desde hacía más de tres décadas- mostraron sus mejores cartas sobre el húmedo césped del Julio Mato Matito. Lo hicieron con la calidad suficiente para olvidar el plus de dificultad que supuso para el fútbol de toque el paso del temporal por Galicia. Este fue la carta de presentación de una primera parte en la que ambos conjuntos apostaron por mantener sus planteamientos a toda costa.

Funcionó por partida doble, ante las jugadas construídas y protagonizadas por Tato, Anxo y Nando, por parte de los locales, y las de un genial Herbert que hizo desfilar el peligro junto a Taboada.

La solución de Nolo

La vuelta de vestuarios no cambió ni un milímetro, con los noieses volcados en mantener la posesión y vigilantes ante los robos de los visitantes. Con todo, el fisterrán Aaron logró aprovecharse de un fallo defensivo, en el 64, con el que inauguró el marcador. Mas ni un segundo hubo atisbo de rendición en un Noia conocedor de que el esfuerzo hasta el fin tiene recompensa en esta categoría. Y Nolo se la cobró.

Un centro de Juan Diego prendió la mecha de una bomba que estrelló contra las mallas el ex jugador de A Alta con un potente testarazo. No tardaron en verse los daños colaterales, traducidos en un Noia que se vino arriba, con tal presión que Aaron se vio forzado a cortar por lo sano una jugada peligrosa de Anxo que le valió la expulsión.

Con uno de menos, el partido estaba de quiero para un Noia que tuvo la victoria, de nuevo, en Nolo y en un Felipe que está llamado a realizar grandes gestas.

Goles: 0-1, min 64: Aaron; 1-1, min 75: Nolo

Árbitro: Gabriel Polo Fraga. Sacó amarilla al noiés Juanjo, al igual que a los fisterráns Taboada, Aaron y Andrés. Este último fue expulsado.

Incidencias: San Lázaro Julio Mato Matito, ante unos 200 aficionados.

Pajarillo, Rendo, Juanjo (Felipe, min 65), Juan Diego, Tato, Canabal (Nolo, min 76), Hugo, Nolo, Anxo, Tachi y Jon (Rivas, min 76)

Iván Bouzón, Pablo Vigo, Aaron López, Adrián López (Colombia, min 83), Herbert (Roa, min 76), Piti, Taboada (Julito, min 66), Julián, Muros, Andrés y Capelo (Enre,

min 77)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

San Lázaro, ese caprichoso tablado