El Portus Apostoli perdió su condición de invicto en casa de un gran Manzanares

Los de Marlon Velasco cayeron por un 7-3 ante un rival con más acierto


Ribeira / La Voz

No siempre se puede mostrar la mejor versión de uno mismo, aunque se trate de un proyecto sólido llamado a dar un golpe en la mesa de la Segunda División del fútbol sala nacional. El Portus Apostoli se dejó en Ciudad Real su condición de invicto ante un gran Manzanares FS que tuvo mayor acierto y las mismas ganas de luchar por el ascenso (7-3).

Era a domicilio como más contundentes se venían mostrando este curso los de Marlon Velasco, un guion que se rompió con los primeros momentos del duelo, marcados por la intensidad de los locales que abrieron la lata con un gol de Chus en el minuto 7. No tardó en contestar y callar a la afición local el noiés Sergio Quílez, con un tanto que firmó de volea. A 16 segundos del descanso, Pablo Salado volvió a adelantar al Manzanares.

Tras la vuelta de vestuarios, las ocasiones decaían para los noieses, que vieron como Nacho Gil fabricaba el tercero en el 27 y, sin tiempo de reacción, Otero subía el cuarto para los ciudadrealeños.

Intentar remontar

Ante tan difícil escenario, Velasco llamó a filas a Antonio Diz con la camiseta de portero-jugador. Funcionó y, ganada la posesión, Pizarro rentaba un disparo de Javaloy que había quedado en línea de meta marcando. No obstante, en ese mismo minuto, Palmas provocó un penalti que Chus convirtió en su hat trick.

En el 39, y con Diz vestido de verde pero ausente, Otero se cobraba un doblete y el definitivo 7-3 con la portería vacía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Portus Apostoli perdió su condición de invicto en casa de un gran Manzanares