José Manuel Leis: «Hemos logrado reducir en gran medida el número de hechos delictivos»

Con motivo de la festividad del Pilar, el representante del instituto armado hace repaso a su actividad en la zona


Noia / La Voz

Sus ocho años al frente de la compañía de la Guardia Civil de Noia proporcionan a José Manuel Leis (Negreira, 1962) una amplia perspectiva de la situación de la comarca en cuanto a los índices de delincuencia, lo que le permite afirmar que la situación ha mejorado en los últimos tiempos. Su reciente ascenso a comandante le llevará a un nuevo destino, pero antes, con motivo de la festividad del Pilar, hace balance de una etapa que ha sido satisfactoria.

-En primer lugar, enhorabuena por el nombramiento. ¿Es la recompensa al trabajo bien hecho?

-Muchas gracias. Bueno, en mi caso más bien podríamos decir que es la confirmación del paso inexorable del tiempo. Hablando en serio, solo significa dar un nuevo paso en la carrera profesional que me obligará a asumir nuevas responsabilidades en un nuevo destino, esperando, eso sí, hacerlo lo mejor posible.

-Después de ocho años en la Compañía de Noia, ¿qué balance hace de este período?

-Sinceramente, yo creo que el resultado objetivo del trabajo realizado durante estos años por los hombres y mujeres que componen la Compañía de Noia me permite decir que el balance es francamente positivo y la situación actual, en general, es mejor que la existente en el 2011. Hemos logrado reducir en gran medida el número de hechos delictivos cometidos en toda la demarcación, especialmente de aquellos que pueden causar una mayor alarma social por afectar de forma especial, y más directamente, a las personas y a sus propiedades, contribuyendo con ello a generar la percepción de un clima de seguridad aceptable.

-¿Hay algún caso que le haya marcado especialmente?

-Una parte importante de nuestras intervenciones tienen lugar cuando alguien resulta ser víctima de algún hecho delictivo, de algún accidente, de alguna tragedia personal… Y para cada una de esas personas su vicisitud se convierte en algo perturbador que, en ocasiones, más allá de la magnitud del hecho en sí mismo, genera una serie de reacciones que despiertan tu empatía y te pueden dejar una huella emocional importante. Estoy hablando de situaciones derivadas de un accidente de tráfico, de un naufragio o de la desaparición de un ser querido. Luego hay otros casos que te obligan a realizar un trabajo arduo, constante y dilatado en el tiempo, en ocasiones contra el reloj, y que no siempre culminan con el resultado deseado. Esos también se quedan para siempre en tu memoria, a veces con un sabor agridulce. Creo que todos pueden imaginar a qué situaciones me refiero, pues lamentablemente también esta Compañía fue escenario de uno de estos casos que ocuparon durante muchos meses primeras páginas de diarios y abrieron informativos.

-¿Hay una evolución en los tipos de delitos investigados en esta zona por la Guardia Civil?

-Podríamos decir que, en el campo de la investigación, trabajamos a demanda y la evolución responde a la dinámica de la propia actividad delictiva. Cuando me hice cargo de la Compañía de Noia, uno de los caballos de batalla era la investigación de los robos de cable de cobre, ya que raro era el día que no se cometían uno o varios de estos hechos. Hoy prácticamente no se produce ninguno y, por tanto, las investigaciones han dejado de centrarse en ellos. Como ejemplo contrario, hace ocho años, el número de delitos cometidos a través de Internet era relativamente escaso y hoy las estafas realizadas en la Red suponen un porcentaje altísimo del total de delitos contra el patrimonio.

«No existen grandes centros de distribución, pero sí pequeños puntos de venta de drogas»

La Compañía de Noia llega a una nueva festividad del Pilar con los deberes hechos, puesto que el trabajo realizado en el último año ha servido para reducir las cifras de delincuencia en la zona.

-¿Cómo ha evolucionado la criminalidad en la demarcación durante el último año?

-En general, la evolución está siendo favorable, especialmente en relación con aquellos delitos que quizás generan mayor sensación de inseguridad como son los robos. Los cometidos con fuerza en las casas han descendido un 21 % respecto del año pasado, y los cometidos con violencia o intimidación un 45 %. Si hablamos de robos en el interior de vehículos, se han reducido prácticamente a la mitad, y los delitos de sustracción de turismos han experimentado un descenso llamativo de alrededor del 80 %. Pero no todos los indicadores son tan positivos y algunos tipos delictivos nos ocupan especialmente. Me refiero a los cometidos a través de Internet, las estafas bancarias y por la utilización de tarjetas de crédito y débito. También se registra un incremento preocupante en el número de casos de violencia de género.

-Esta misma semana se cerraba la operación Lobeznos, ¿qué otras actuaciones destacaría?

-Esta última operación, llevada a cabo fundamentalmente por el equipo de la Policía Judicial de Noia en colaboración con otras unidades, se enmarca en la lucha contra el tráfico de drogas, y en este campo también se han llevado a término otras en puntos como Boiro, Noia, Porto do Son o Rianxo, todas ellas importantes. Con todo, lo que verdaderamente destaco es el trabajo diario que cada uno de los hombres y mujeres que componen la Compañía de Noia realizan calladamente, pero que igualmente redunda en la seguridad de todos aunque no tenga una repercusión mediática destacada.

-Se habla de una mayor presencia de drogas en la calle, ¿es así?

-Yo diría que sí se detecta una mayor actividad, al menos a nivel del tráfico minorista. No existen grandes centros distribuidores, pero sí pequeños puntos de venta, instalaciones para el cultivo de marihuana y, desde luego, se está produciendo un incremento en el consumo, especialmente en zonas de ocio o con motivo de eventos lúdicos o festivos. Las sustancias que más estamos interviniendo, además de marihuana, son hachís y cocaína, y cada vez más sustancias sintéticas como MDMA, speed, metanfetaminas o anabolizantes.

«Todos somos potenciales víctimas de estafas ‘on line’»

En cada reunión de las juntas locales de seguridad que se suceden en los municipios de la zona se insiste en una misma cuestión: la comarca es un lugar seguro. El comandante José Manuel Leis lo ratifica.

-Siempre se habla de una tasa de criminalidad en Barbanza, pero ¿cuál es esa tasa?

-La tasa de criminalidad es un parámetro que nos da una idea de la evolución de la actividad delictiva en un determinado entorno geográfico en función del número de las infracciones penales conocidas y de la población de ese territorio. En definitiva, es un cociente que refleja el número de hechos delictivos cometidos por cada 1.000 habitantes. En la demarcación de esta Compañía tenemos una tasa que está alrededor de 22 infracciones penales por 1.000 habitantes, lo cual indica que estamos en una zona que podríamos calificar de relativamente tranquila y controlada. Comparativamente hablando, y sin recordar en este momento los datos exactos, la tasa de la provincia de A Coruña está en torno a los 36, y la nacional se sitúa sobre los 45 delitos por cada 1.000 habitantes.

-¿Algún municipio de la zona destaca por su conflictividad?

-No se puede hablar de un municipio concreto, aunque sí es verdad que la cifra de hechos delictivos guarda relación con el número de habitantes y la entidad de los núcleos y, en este sentido, cuantitativamente, se producen más delitos en aquellos lugares con mayor población, servicios, comercio, industria...

-Hablaba de los delitos en la Red, ¿disponen de medios para hacer frente a este tipo de hechos dado que pueden perpetrarse desde cualquier parte del mundo?

-Es un delito que, como usted dice, se puede cometer desde cualquier parte del mundo, desde cualquier dispositivo particular conectado a la Red y desde la privacidad de un domicilio. Por tanto, la prevención que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podemos hacer es muy limitada y, por ello, es fundamental que cada usuario adquiera una formación mínima necesaria para manejarse con seguridad en el mundo on line. Todos somos potenciales víctimas. Ante la dificultad que presenta la prevención, nuestra respuesta se centra en la investigación para tratar de identificar y detener a los autores. En este sentido, se han creado grupos especializados en el estudio de este tipo de hechos delictivos que están dando buenos resultados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

José Manuel Leis: «Hemos logrado reducir en gran medida el número de hechos delictivos»