La instalación de una rampa en San Martiño desata la discordia

El Concello defiende una actuación que cuenta con todos los permisos, ante las críticas de vecinos y grupos de la oposición


Noia / La Voz

Si las letras que se escriben en los muros de las redes sociales estuvieran impresas, podría decirse que ayer en Noia corrieron ríos de tinta a causa de la actuación que se está ejecutando en la iglesia de San Martiño para mejorar la accesibilidad. Aberración o incluso atentado al patrimonio son algunas de las expresiones utilizadas por vecinos y grupos de la oposición para definir la instalación de una rampa en la puerta lateral del templo.

La polvareda que levantó el comienzo de las obras fue tal que el Concello noiés salió a la palestra para defenderla. A muchos no les parece que el diseño escogido sea el más adecuado para el edificio religioso más emblemático de la villa, otros critican el impacto visual que causa y la Marea hasta ha solicitado por escrito una reunión de la comisión del Casco Histórico para tratar el asunto ante el revuelo que se ha montado.

El gobierno local, por su parte, ha aclarado varias cuestiones con respecto a las obras que se están realizando. Para empezar, señala que la actuación cuenta con la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio desde el pasado mes de noviembre, y con el informe favorable de la Subcomisión de Conservación do Patrimonio Histórico, Artístico y Documental de la Iglesia.

En segundo lugar, indica que la rampa es desmontable y plenamente reversible, y que además respeta los materiales y sistemas constructivos actuales de la propia iglesia, de ahí el uso de granito. Y se eligió la puerta lateral porque la escalinata no es la original. El objetivo, incidió el edil de Obras, Martín Fernández Godón, es dotar al templo de un acceso adaptado a personas con movilidad reducida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La instalación de una rampa en San Martiño desata la discordia