Las aulas de infantil y primaria tendrán algo más de 8.100 alumnos

El número de escolares cayó en 22 matriculaciones con respecto al año pasado


ribeira / la voz

Los padres ya andan de cabeza. Y es normal. El miércoles, miles de niños volverán a coger la mochila y dirigirse a los centros escolares para iniciar un nuevo curso. Según los datos facilitados por la Consellería de Educación, los pequeños de infantil y primaria de la comarca matriculados son un total de 8.104, 22 menos que en la edición anterior.

A tres colegios públicos de la zona acudirán este año ocho estudiantes de educación especial -son los casos de Boiro (3), Noia (4) y Porto do Son (1)-, mientras que el número de estos alumnos que están anotados en centros concertados se elevan a 40, de los cuales 24 lo figuran en Noia y 16 en Ribeira.

Por su parte, los chiquillos que estudiarán educación infantil en colegios públicos de la zona suman 1.961, mientras que 478 acudirán a los concertados de A Pobra, Noia y Ribeira.

En lo que se refiere a educación primaria, están anotados 4.557 alumnos. Los colegios privados concertados también se llevan un número importante de alumnos pues en los de Ribeira y Noia tienen matrícula este curso 1.061 chiquillos barbanzanos.

Repunte en Carnota

La actividad lectiva arrancará el miércoles y lo hará con 22 alumnos menos que en el 2018. Tan solo Ribeira, Noia y Carnota mantienen el tipo y sus matriculaciones crecieron con respecto al ejercicio pasado. El municipio de la capital barbanzana cuenta con 2.334 estudiantes, 19 más que el año pasado. Por su parte, Noia medró en 26 quedando en 1.245.

Pero lo que llama la atención es sin lugar a dudas el incremento de Carnota. La villa ganó diez estudiantes más con respecto al curso pasado, una circunstancia que fue calificada de muy positiva por la teniente de alcalde Merche Noceda, a pesar de que este curso se cerraron las escuelas unitarias de O Viso y Lira.

En el otro lado de la balanza se sitúa Boiro. Este municipio ha perdido 32 alumnos, seguido de Rianxo en el que hay 18 estudiantes menos y diez en Porto do Son.

La Xunta destina casi un millón de euros a mejoras en los centros

El inicio de las clases también va a tener repercusión en muchos colegios pues la Consellería de Educación ha invertido casi un millón de euros en diferentes obras para mejorar las instalaciones y recibir en buenas condiciones a los alumnos.

Una de las actuaciones más importantes se está llevando a cabo en el centro educativo Felipe de Castro de Noia. Según fuentes de la Xunta de Galicia, las obras consisten en la rehabilitación energética y se prevé que estén finalizadas en el inicio de las clases. La actuación asciende a algo más de 670.000 euros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las aulas de infantil y primaria tendrán algo más de 8.100 alumnos