Una acusada de dirigir un negocio de alterne en Noia dice que las mujeres ejercían la prostitución de manera voluntaria

La fiscalía pide para esta mujer y su hija seis años de cárcel

La Voz

Un favor. Eso fue lo que les hacía una vecina de Noia a las mujeres de origen colombiano a las que ayudaba a venir a España y que luego se prostituían en un piso de su propiedad, un trabajo que, según la acusada, ejercían de manera voluntaria. La mujer y su hija se sentaron hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de A Coruña para dar su versión sobre estos hechos, por los que la fiscalía solicita para ambas seis años de prisión.

«Yo no traje a esas chicas para ganar dinero, yo les hice un favor», reiteró la imputada, que explicó que ella no les puso ninguna condición cuando les prestó el dinero para que pudiesen venir desde España. «Yo solo les presté el dinero y  les dije que me lo fuesen devolviendo cuando lo tuviesen», indicó, al mismo tiempo que negó que las tuviese retenidas en el inmueble, y que ellas podían entrar y salir de forma voluntaria.

Por último, para explicar por qué habían sido denunciadas ella y su hija, respondió que fue porque la policía se lo aconsejó para que pudiesen conseguir los papeles. Por su parte, la otra acusada también negó que ejerciesen ningún control sobre las chicas, ni las obligaban a prostituirse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Una acusada de dirigir un negocio de alterne en Noia dice que las mujeres ejercían la prostitución de manera voluntaria