Los noieses se alzaron contra la ecoplanta de Sampaio

Un grupo de ciudadanos llegaron a paralizar los trabajos de acondicionamiento del terreno


En pie de guerra estaban los vecinos de Noia hace 20 años. El motivo era la construcción de una ecoplanta en Sampaio, un edificio en el que se pretendía compactar la basura, con el fin de facilitar así su posterior traslado a las instalaciones de Sogama. Un nutrido grupo de ciudadanos llegaron a paralizar los trabajos de acondicionamiento del terreno e incluso tomaron la casa consistorial. Al frente del ejecutivo se encontraba en aquel entonces María del Carmen Abeijón, para quien el asunto tuvo un importante coste político.

Pese a la resistencia de los vecinos, la planta se levantó, pero los problemas continuaron. Rafael García Guerrero se convirtió en alcalde y en septiembre del mismo año instó a Sogama a retirar las instalaciones. Fue la construcción de otra ecoplanta en la comarca, concretamente en el polígono boirense de Espiñeira, la que puso fin al conflicto. También aquí hubo protestas, pero no llegaron a buen puerto. De la ecoplanta de Noia no queda nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Los noieses se alzaron contra la ecoplanta de Sampaio