San Marcos pone en valor las tradiciones

Un recorrido con 80 caballos reivindicó la ruta Portus Apostoli y 163 músicos animaron la villa en la cuarta foliada


ribeira / la voz

Las celebraciones de San Marcos echaron ayer el cierre poniendo en valor de las tradiciones, las propias y las que unen a Noia con el resto de Galicia.

Un recorrido caballar sirvió para reivindicar la ruta de peregrinación Portus Apostoli y, de paso, para recordar cuando los jinetes bajaban desde la antigua capilla de San Marcos hasta la villa para asistir a la celebración. Un total de 80 equinos participaron en un doble trayecto.

El primer tramo comenzó en O Obre y discurrió por A Rasa hasta las ruinas del templo. Posteriormente, el grupo puso rumbo a la central del Tambre para dirigirse luego hacia los molinos de Pedra Chan, A Barquiña y regresar a Noia. Entre los jinetes había dos niños de 5 años, Lucas y Demián, que disfrutaron de las bellas vistas del recorrido.

Además, durante la mañana unos hinchables convirtieron la Alameda en un gran parque de juegos para los más pequeños.

Una decena de grupos

Sin duda, otro de los momentos estelares fue la cuarta foliada, en la que participaron una decena de grupos tradicionales. En total, 163 músicos que, con gaitas, tambores y panderetas, convirtieron las calles en un gran escenario de los ritmos más autóctonos.

El sonoro desfile estuvo precedido por una actuación conjunta en la Alameda. Después comenzó el recorrido por las calles Rosalía de Castro, Montero Ríos, Constitución y plaza de O Tapal.

Y si ayer no faltó la animación, lo mismo cabe decir de la noche del sábado, con la música como protagonista. El grupo Treixadura actuó en la Alameda, al igual que Gisela. Mientras que Clarence Bekker lo hizo en O Tapal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

San Marcos pone en valor las tradiciones