La histórica villa de Noia volvió a convertirse ayer en un inmenso marco con el que llenar de contenido blancos lienzos. Jóvenes y veteranos artistas pusieron la mirada en su escenario preferido para plasmarlo de manera personal mediante pincel y color. El duodécimo certamen de pintura Juan José Fernández Leiceaga, Sesé, reunió en la localidad a más de 80 creadores, que atrajeron la atención de los numerosos vecinos y visitantes que estos días disfrutan de las tradicionales fiestas de San Marcos.

Jardines, edificios emblemáticos o calles del casco viejo constituyeron los elementos cuya esencia captaron los creadores, para someterse después a la deliberación del jurado. El primer premio fue para Abraham Pinzo, mientras que en la categoría juvenil se lo llevó Elisa Pedreira y, en la infantil, Natalia Suárez. El galardón Juan José Leiceaga recayó en Rosana Calvo y el de nuevos valores fue para Alberto Fernández. Por su parte, Néstor López se llevó el premio Estudio Técnico Luís F. Chispa y Coral Hermo, el de Grafinoia.

Velada rock

Las celebraciones noiesas son una gran paleta de sensaciones, en las que la música tiene un destacado papel. La legendaria orquesta París de Noia levantó el jueves un telón del que el viernes cogió el testigo una banda que es historia del rock gallego, Siniestro Total.

Su concierto estuvo precedido por el de la banda muradana Maestro cuyos temas, que fluctúan del indie pop al rock, fueron acogidos con gran entusiasmo por el público, confirmando el éxito que acompaña a este cuarteto desde que, hace un año, presentara su primer trabajo. A ellos siguieron los integrantes de los compostelanos Radio Zapa!, con un rock más enérgico que también cautivó a la concurrencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Una gran paleta de sensaciones inunda el San Marcos de Noia