Después de interminables jornadas de trabajo y tras dos días de competición, el Rali de Noia vivió su despedida durante la medianoche del sábado. Lo hizo en el Coliseo Noela, donde la Escudería Berberecho aprovechó para entregar los galardones a los principales nombres propios de la prueba. En la imagen, los campeones Víctor Senra y Moncho López, con el jefe de parque de trabajo, Ángel Sanz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Ceremonia para cerrar la fiesta