El procesado de chatarra se recupera

La crisis azotó a un sector que cuenta con cuatro empresas en la comarca


RIBEIRA / LA VOZ

La chatarra es un incordio para muchos. Sin embargo, en la comarca hay varias empresas que se dedican a recogerla para su transformación. Son cuatro las firmas autorizadas para realizar una actividad muy importante , especialmente para el medio ambiente y que además son centros autorizados de tratamiento de vehículos (CAT). El volumen de trabajo aumentó en los últimos meses, según apuntaron fuentes de alguna de estas empresas barbanzanas.

La famosa y prolongada crisis económica que vivió el país causó mucho daño a la industria relacionada con esta actividad. Según apuntó un portavoz de la firma Metales Taragoña, «fíxonos moito mal. Afectounos bastante, pero co paso do tempo a cousa vaise normalizando e nos últimos dous anos a actividade foise recuperando, aínda que moi lentamente. Agora mesmo non nos podemos queixar e esperemos que a cousa vaia medrando».

Fuentes de la empresa Pombo de Noia indicaron que el ejercicio anterior y en lo que va de este notaron un repunte en el trabajo, especialmente en el reciclaje de chatarra y metales. El portavoz de esta firma comentó que ellos también son gestores de desguaces de coches y al año se deshacen de alrededor de 150 unidades.

Bajas en Tráfico

En la comarca barbanzana hay cuatro puntos autorizados para la recogida y desmantelamiento de coches y cada año procesan unas 1.500 unidades. Estos centros se encargan además de tramitar las bajas ante la Jefatura Provincial de Tráfico.

La actividad anual en la chatarrería noiesa alcanza a unas 2.000 toneladas de material, según indicaron desde la firma. La mayor parte del metal que pasa por sus instalaciones es hierro y también alumino. Además, la empresa cuenta con un servicio de recogida a domicilio lo que facilita la labor de los vecinos a la hora de desprenderse de los residuos que tienen que depositarse en un centro de tratamiento.

Metales Taragoña también tiene en el hierro y en el aluminio sus principales fuentes de actividad ya que, según su portavoz, Ana Abuín, «é o que máis abunda pois a maioría procede de casas antigas que se tiran ou que se rehabilitan». El aluminio que pasa cada año por las instalaciones de esta firma, situada en el polígono industrial de Rianxo, llega a pesar unas quinientas toneladas.

El desguace de vehículos es, sin lugar a dudas, una de las principales ocupaciones de la empresa rianxeira. Por sus máquinas transformadoras pasan al año alrededor de 500 coches. Esta actividad aumentó en los últimos tiempos: «Parece que a xente volve a comprar coches novos pois houbo un tempo que apenas había movemento», indica la misma fuente.

«Ata tivemos un helicóptero»

Ana Abuín afirma que su empresa lleva muchos años en el negocio. Comenta que antes estaba en Taragoña, de ahí viene su nombre, pero se trasladaron al polígono rianxeiro porque necesitaban más espacio: «Fomos os primeiros en abrir no parque empresarial». El año pasado movieron alrededor de 6.000 toneladas de metales en su planta de transformación, de los cuales la mayor parte fue hierro, aunque el aluminio tuvo también una importante incidencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El procesado de chatarra se recupera