El Joaquín Vieta se salvó del desguace

Un grupo de noieses salvaron el barco para destinarlo a fines turísticos y culturales


En pleno proceso de reparación se encontraba hace 10 años el Joaquín Vieta. El barco, que había sido construido en 1916, estaba en el 2008 condenado al desguace, después de haber estado funcionando una temporada como embarcación auxiliar de bateas en Muros. Un grupo de noieses apasionados del mar decidieron salvarlo, para lo que tuvieron que salvar una serie de escollos burocráticos. Montaron una asociación, que pasó a liderar Juan López Oviedo, y gestionaron ayudas económicas ante diferentes administraciones.

A estas alturas del 2009, el Joaquín Vieta estaba en pleno proceso de restauración en un astillero de Outes, donde lograron devolverle su aspecto original. Por aquel entonces se cifraba en 120.000 euros la inversión realizada, a falta de presupuestar todavía los mástiles y los aparatos de navegación.

Tal y como estaba previsto, el Joaquín Vieta regresó al mar y hoy surca la ría de Muros-Noia con fines turísticos y de promoción de la cultura marinera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Joaquín Vieta se salvó del desguace