Las aguas de la comarca, bajo control

En lo que va de temporada de verano se han realizado cerca de 700 análisis en las zonas de baño barbanzanas, que en su mayoría alcanzan la categoría de excelente

.

Noia / La Voz

Cada año, al inicio de la temporada estival, la Consellería de Sanidade hace público un listado y un mapa en el que establece una clasificación de las playas en función de la calidad de las aguas. Para fijar la nota que le corresponde a cada arenal, se realizan una serie de análisis para medir los niveles de bacterias. Pero esa vigilancia no se lleva a cabo solo con carácter previo a la llegada de los bañistas, sino que el agua se mantiene bajo control durante todo el verano. En lo que va de campaña, en el litoral barbanzano se han realizado cerca de 700 controles de este tipo para certificar que todo está en orden.

Este exhaustivo seguimiento se distribuye equitativamente por toda la costa de las rías de Arousa y Muros-Noia, de manera que en cada punto de medición se han realizado ya una media de seis o siete análisis. De hecho, los datos se actualizan cada pocos días y desde la semana pasada se han registrado los resultados de una treintena de nuevos controles.

Por lo general, los lugares en los que se recogen las muestras se corresponden con playas, pero hay casos, como los del arenal muradano de San Francisco, el sonense de A Aguieira o el ribeirense de O Vilar, en los que se establecen varios puntos de medición. En este sentido, el regidor boirense, Juan José Dieste, señalaba que por lo general el agua se recoge en enclaves históricamente conflictivos por la presencia de bacterias: «Aínda así, nós estamos saíndo ben nas analíticas».

Cerca de un centenar

En total, a lo largo de la costa Barbanza son noventa las zonas de baño que están bajo la lupa de Sanidade, a las que se suma la playa fluvial de A Pontenova, en el municipio de Mazaricos, las únicas aguas continentales que figuran en el informe de la Administración. En su caso, están clasificadas como de buena calidad y la última inspección se llevó a cabo el pasado día 20.

No hay una periodicidad concreta, pero, por lo general, las mediciones se realizan cada dos semanas. Según los últimos datos hechos públicos, en algunas zonas la última recogida de muestras se llevó a cabo la semana pasada, mientras que en otras no se realiza esta tarea desde el 7 de agosto, como en A Barca, en A Pobra.

Por municipios, Muros, con un total de 22, es el término con mayor número de zonas de baño controladas. El segundo puesto corresponde a Ribeira, con 19, y el tercero, con 18, a Porto do Son. Noia es, en cambio, el ayuntamiento con menos playas en el listado de Sanidade al contabilizar tanto solo dos, Boa Grande y Boa Pequena. Esta última, además, logra un aprobado raspado en los resultados, mientras que la primera alcanza el sobresaliente.

Playas de excelencia

De hecho, si hay que dibujar un mapa de la situación general de la costa barbanzana en cuanto a la calidad de sus aguas de baño, la calificación de excelente se impone con abrumadora mayoría. Solo en una decena de arenales la puntuación se queda en un bien y una, Virxe do Camiño, suspende.

La clasificación que realiza Sanidade la ratifica el informe que cada año elabora la Agencia Europea de Medio Ambiente, que avala el buen estado de la costa barbanzana y otorga el sobresaliente a un total de 77 arenales y el notable a una decena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Las aguas de la comarca, bajo control