Firmas catalanas y vascas se interesan por el sello de calidad del berberecho de Noia

Crece también el número de compañías gallegas que preguntan por la marca

.

ribeira / la voz

Los bancos marisqueros administrados por la cofradía de Noia producen el 70 % del berberecho gallego, una riqueza que requiere de un riguroso cuidado para su preservación, y de garantías para los consumidores frente a la entrada de producto foráneo. Este último aspecto ha llevado a la cofradía a dar un paso decisivo: la consecución de una marca de calidad para su bivalvo estrella, que permita conocer la trazabilidad de producto desde el momento en el que se extrae del mar. Será a partir de la campaña que -salvo imprevistos- arranca en septiembre cuando el pósito empiece a comercializar el molusco con este sello, lo que ha despertado el interés de compañías gallegas que todavía no operan en la lonja, así como de empresas de Cataluña y el País Vasco, principalmente. También hay algunas cántabras.

El secretario del pósito, Adelo Freire, explica que son numerosas las llamadas que recibe la entidad preguntando cómo pueden operar con el producto certificado con el sello de calidad y qué requisitos deben cumplir. Las pautas están definidas y será en las próximas semanas cuando el personal de la entidad explique a las firmas el procedimiento que deben seguir.

Herramienta gratuita

Operar con el sello de calidad no tendrá coste a mayores para los compradores, y el procedimiento se efectuará a través de una herramienta informática diseñada exclusivamente para ello.

Eso sí, para garantizar el cumplimiento de la normativa en cuanto al manejo del berberecho, la cofradía efectuará diversos controles, ya que el reglamento determina el tiempo máximo que puede transcurrir desde la adquisición y hasta su procesamiento o venta directa, así como las condiciones de conservación, entre otros aspectos.

Aunque para la cofradía de Noia vender el berberecho con una marca de calidad constituye un paso determinante en la revalorización del producto, sabe que es un proceso de introducción en el mercado que requiere su tiempo: «É unha carreira a medio ou longo prazo. Sabemos que ten repercusión. A marca vaise coñecer e nós continuaremos facendo promocións en salóns especializados, como fixemos este ano», afirma Adelo Freire.

Actualmente, el 90 % del berberecho que sale de los arenales noieses es adquirido por empresas gallegas.

La cofradía mandará muestras a las empresas para determinar el inicio de la actividad extractiva

Saber cómo están los bancos marisqueros es determinante a la hora de planificar el inicio de la campaña extractiva. Desde la pasada semana, la bióloga del pósito, Bibiana Solís, inspecciona las concesiones. A principios de septiembre, la cofradía enviará muestras del bivalvo a las empresas con las que opera habitualmente para que miren el estado de la vianda y si está en buen momento para ser procesada.

Si la industria da su visto bueno, la campaña podría iniciarse el 10 de septiembre. Otra de las fechas que se baraja es el 24, pero todo dependerá de las fábricas que, durante los primeros meses de actividad, son las principales clientas de la cofradía de Noia, dado que es cuando el producto está en óptimas condiciones para ser procesado.

Bivalvo grande

A falta de cotejar los datos y hacer números, Solís explica que el pasado año falló el reclutamiento de berberecho y que el existente en los arenales es grande. Afirma que puede ser una campaña de tipo medio: «No será como la anterior».

La que concluyó en abril fue histórica porque la cofradía rompió su propio techo, al poner en el mercado 2.372 toneladas de berberecho y lograr una facturación de 19,7 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Firmas catalanas y vascas se interesan por el sello de calidad del berberecho de Noia