Hallan unos restos que podrían pertenecer a la cimentación de una de las puertas de la muralla noiesa

La estructura se emplaza en el solar del futuro Museo do Mar


Noia / La Voz

Tras superar algunos contratiempos, las obras para la construcción del Museo do Mar de Noia ya están en marcha y avanzan, aunque con la cautela obligada para garantizar la conservación de los restos medievales que se encontraron en las excavaciones previas. De hecho, los trabajos que se realizan en este momento han permitido hallar unos vestigios que podrían corresponder a la cimentación de una puerta de la antigua muralla noiesa.

Las catas previas apuntaban a la existencia de unas piedras que indicaban que podrían encontrarse nuevos restos, y esto se ha confirmado. Aunque el muro está muy desestructurado, podría pertenecer a la muralla medieval, como indicaba Manuela Mato, responsable del control arqueológico de las obras.

El hecho de que el solar en el que se emplazará el museo esté localizado en una zona protegida obliga a realizar un seguimiento de la actuación supervisado por un especialista por si aparecieran nuevos restos. Lo que se está haciendo no es una nueva excavación arqueológica, sino que los trabajos forman parte de la obra para levantar el museo. En este sentido, Mato defendió su función de control: «No puedes tener patrimonio si antes no tienes arqueología, para ver el pasado medieval de Noia hay que descubrirlo primero».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Hallan unos restos que podrían pertenecer a la cimentación de una de las puertas de la muralla noiesa