Una historia de amor con más de cuatro millones de testigos

Patricia sorprendió a Fernando cantando un «Contigo aprendí» en su boda; el vídeo ahora es un fenómeno viral

Una historia de amor con más de cuatro millones de testigos Patricia sorprendió a Fernando cantando un «Contigo aprendí» en su boda: el vídeo ahora es un fenómeno viral

Noia / La Voz

Cuando un día de verano del 2015 Patricia Fernández se dirigía en un Rolls-Royce del año 89 -igual al que tiene la reina de Inglaterra, apunta- a la iglesia de San Martiño de Noia no podía imaginarse que la sorpresa que tenía preparada para Fernando Froján, que la esperaba en el altar para darle el «sí quiero», acabaría convirtiéndose en un fenómeno viral. Tanto es así que más de cuatro millones de personas han sido testigos ya de su amor.

Fernando es músico, director de la banda de Lousame, así que él se encargó de la parte sonora del enlace, salvo un detalle que la novia se empeñó en que corriera por su cuenta: ella elegiría las canciones que sonarían en el momento de entrar en la iglesia. La primera sorpresa para su hoy marido fue escuchar el trombón de su compañero de estudios Toni Louzao cuando comenzó a recorrer el pasillo de San Martiño, y la segunda llegó cuando a mitad de camino hacia el altar Patricia comenzó a cantar Contigo aprendí, acompañada por la guitarra de Daniel Alborés.

Lágrimas por doquier

Ante la mirada del pequeño Mateo, que ha colmado la felicidad de la pareja, Patricia cuenta que en sus tiempos de instituto cantaba con Prudencio Romo, pero nunca ha estudiado canto. Pese a ello, puso a prueba la acústica de la iglesia noiesa con una sobresaliente actuación muy aplaudida en YouTube: «Eu non lembro nada, teño un lapso total na memoria. Naquel momento nin me acordei do micrófono, tíñao na man pero levábao co ramo e non o usei», asegura. «Eu acórdome de que me tremían as pernas», apostilla Fernando.

Su mujer le recuerda que también soltó alguna lágrima, aunque no fue el único, «houbo moitos choros, case parecía un funeral». Y es que nadie, salvo Patricia, su madre y la persona encargada de llevarle el micrófono, sabía la sorpresa que tenía preparada, ni siquiera el padrino de la boda: «Estaba en tensión porque sabía que algo ía pasar, pero non tiña nin idea de que», cuenta entre risas. Como era un secreto, todo el mundo se emocionó con el Contigo aprendí de Armando Manzanero en la voz de Patricia. La razón por la que la escogió es obvia: «Porque é unha declaración de amor en toda regra».

Nada más llegar al altar, una nube de teléfonos móviles rodeaban a los novios intentando inmortalizar el momento, pero cono nadie se lo esperaba, muchos solo captaron unos segundos. Y esa fue la razón por la que decidieron colgar el vídeo en YouTube: «Non esperabamos semellante historia. Sabiamos que os invitados da voda querían velo porque nolo pedían, por iso decidimos colgalo, pero non pensabamos chegar a catro millóns de visitas na vida». Pues lo han hecho, demostrando que el amor también puede ser viral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Tags
Comentarios

Una historia de amor con más de cuatro millones de testigos