Los motores rugen en la villa

Centenares de espectadores acudieron a la primera jornada


noia / la voz

La villa de Avilés de Taramancos tuvo en la tarde de ayer una banda sonora muy peculiar. El rugido de los motores de los coches que participan en la nada desdeñable 34 edición del Rali de Noia se dejó sentir en el casco urbano noiés con la disputa del tramo El Jaime, que transcurrió por las zonas de Labarta y Barro. Un nutrido grupo de gente, llegada de todos los puntos de la comarca y de Galicia, se dio cita para ver el fugaz paso de los bólidos, que volaron y quemaron el asfalto.

A medida que uno se aproximaba a la villa, la emoción impregnaba el ambiente de un escenario en el que era prácticamente imposible aparcar, pues estaba poéticamente entregado a la velocidad. En el entorno del parque cerrado se podía sentir el entusiasmo de los aficionados que aguardaban al inicio de este primer tramo, mientras los pilotos se relajaban para la batalla.

El pistoletazo de salida también disparó las pulsaciones de un numeroso y entregado público que vibraba con cada entrada en curva, con cada uno de los derrapes en las horquillas y con cada eslalon en la chicane. Entre el olor a gasolina y los bramidos de las revoluciones se alzaron los gritos de júbilo. Muchos de los presentes llevaban esperando un año para poder sentir la emoción que transmite la cita con mayor afluencia de la comarca.

El humo saliendo de los escapes, los chirridos y las chispas de cada frenada y el estruendo de los bólidos a cada paso crearon el prólogo perfecto antes de la jornada fuerte, donde se coronará el vencedor.

La jornada de hoy

Después de un inicio prometedor, el Rali de Noia encara hoy su prueba grande. A las 7.17 horas, los coches abandonarán el parque Casfer en Labarta, para dirigirse al tramo Neumáticos Tino. Los equipos comenzarán a rodar por él a las 8.08, para después dirigirse a Mazaricos y pasar, por primera vez, al sector Senra Sport un minuto después de las nueve de la mañana. En A Picota habrá un reagrupamiento para hacer un breve descanso, antes de volver a recorrer los circuitos de Noia y el mazaricano, desde las 11.17 y las 12.10 horas respectivamente.

A las tres, los participantes saldrán del parque Casfer y pondrán rumbo a Outes, donde se disputará el tramo Stark, a partir de las 16.33. A las 17.26 será el turno del Pavimentos Noia, el mítico trazado de Montemuíño en Porto do Son. Los vehículos volverán a correr por estos circuitos a las 19.34, el outiense, y a las 20.27, el sonense. Una hora después ya se sabrán los resultados y el ganador podrá recibir la corona y descorchar el espumoso. La entrega de premios se celebrará, a la una de la madrugada del domingo, en el coliseo Noela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los motores rugen en la villa