El Noia Harp Fest se despidió con un viaje musical intercontinental

Como colofón, la gambiana Sona Jobarteh se sirvió del kora (una mezcla entre arpa y laúd) para transportar a la plaza de O Tapal a nuevas fronteras


La cuarta edición del festival internacional de arpa de Noia se despidió con un viaje musical intercontinental que llevó a los asistentes desde los sonidos celtas hasta los ritmos étnicos africanos. La irlandesa Triona Marshall acarició las cuerdas en un escenario íntimo. La sonoridad Santa María A Nova acompañó a la artista para arrebatar el aplauso del público.

Como colofón, la gambiana Sona Jobarteh se sirvió del kora (una mezcla entre arpa y laúd) para, respaldada por su banda, poner la guinda al Noia Harp Fest y transportar a la plaza de O Tapal a nuevas fronteras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags

El Noia Harp Fest se despidió con un viaje musical intercontinental