El timo de la estampita estafa a una sonense 4.000 euros y joyas

Uno de los autores, que simuló una discapacidad funcional, usó de cebo una mochila llena de billetes falsos


NOIA / LA VOZ

Hay clásicos que nunca mueren. Sucede en el cine, la música y hasta en la forma de delinquir. Es el caso del tradicional timo de la estampita, muy arraigado en el imaginario popular, y que ha sido utilizado recientemente en la comarca. Ocurrió en Noia hace pocos días, aunque no trascendió hasta ayer, cuando una señora, natural de Portosín y de unos 70 años de edad, fue víctima de esta estafa que le supuso la pérdida de 4.000 euros y algunas joyas que todavía no han sido tasadas. Los hechos ocurrieron a media mañana en el casco urbano de la villa. La víctima fue interceptada en la calle por uno de los timadores, que disimuló una discapacidad funcional y le ofreció, como cebo, una mochila llena de billetes que tenía, según dijo, la intención de tirar a la basura o quemar.

La mujer, en un primer momento, se mostró sorprendida e intentó negociar con él para hacerse con el botín que guardaba en la bolsa. A los pocos minutos entró en escena el segundo estafador, que logró convencer a esta sonense para pactar a medias el precio de la ansiada mochila llena de billetes falsificados.

Acompañada hasta el banco

Ambos timadores llegaron, incluso, a acompañar a esta septuagenaria a dos entidades bancarias de la villa para que retirase el dinero necesario para afrontar esta supuesta inversión tan rentable. Una vez hecho el cambio, que tuvo lugar en un coche, cada uno de los tres protagonistas de esta historia cogió su camino frotándose las manos. Al final, la que peor parada salió fue esta barbanzana, que no tardó en comprobar que el dinero que le tocó en el reparto era falso, y que las joyas que entregó habían desaparecido para siempre.

Al cerciorarse de que había sido timada, esta vecina de Portosín se presentó en la base de la Policía Local de Noia para tramitar una denuncia. Además, reconoció que ella intentó aprovecharse del varón que aparentemente tenía una discapacidad funcional con el objetivo de enriquecerse, pero que al final fue ella la estafada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El timo de la estampita estafa a una sonense 4.000 euros y joyas