La vida en un mundo aparte

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

NOIA

MARCOS CREO

Ayer se conmemoró el Día de la Concienciación sobre el Autismo, un trastorno con el que conviven muchas familias

03 abr 2013 . Actualizado a las 06:00 h.

Entre las dificultades de diagnóstico y la falta de recursos específicos. Así viven las personas con autismo en la comarca, donde los servicios que ofrecen entidades como el Stand de Noia, Amicos o Ambar son escasos para atender a quienes nacieron diferentes y viven en un mundo aparte, con sus propias reglas, su propio lenguaje y sus formas de comunicarse. Una minoría, sí, pero más numerosa de lo que puede parecer a simple vista. El Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, que se conmemoró ayer, pretende darle visibilidad.

Una treintena de autistas diagnosticados reciben atención en distintas entidades barbanzanas, aunque solo Amicos tiene una unidad específica para las personas con espectro autista, que, por cierto, está llena. «Na comarca hai moita demanda deste tipo de servizos. Nós no verán vivimos unha situación moi complicada porque non se puido atender a toda a xente que viña», dice Xoán España. Como él mismo explica, la atención a las personas con este tipo de trastorno no tiene nada que ver con la que se puede prestar a quienes sufren alguna discapacidad: «É un mundo aparte».

Quienes tratan a autistas coinciden en señalar la importancia de la intervención temprana. Así, en el Stand de Noia señalan que la calidad de vida de estas personas «pódese mellorar cunha atención temperá e unha educación e intervención especializadas», mientras que en Ambar constatan que el único usuario con este trastorno «demanda moita máis atención, pero adaptouse ben e mellorou moito desde que chegou».

Dificultad

«A detección precoz é un aspecto fundamental para o futuro do neno», señalan los expertos, pero el diagnóstico del espectro autista no está exento de dificultades. De hecho, en distintas entidades señalan que cuentan con usuarios que, sin tener un diagnóstico, sí muestran rasgos que se relacionan con este síndrome: «Non hai un test matemático, é un conxunto de indicios que che levan a pensar no autismo. E iso é só unha parte, logo hai distintos tipos». Además, se trata «dun trastorno do desenvolvemento que se manifesta de xeito distinto dunhas persoas a outras».

El desconocimiento y el silencio hacen que se desconozca la creciente demanda de servicios específicos, unas prestaciones que escasean en la comarca y que obligan a las familias a desplazarse las grandes ciudades en su búsqueda.