La cofradía siembra 1,5 millones de unidades de berberecho en A Misela

Este es el segundo aporte de cría desde que concluyó la campaña noiesa


Ribeira / la voz

El pósito noiés cerró en enero su segunda mejor campaña marisquera de la historia, con una facturación de 13,8 millones de euros. La clave estuvo en unos bancos con abundante berberecho de primera y segunda calidad, así como en la excepcional cantidad de almeja babosa extraída por los productores. Asegurar la riqueza de las concesiones no depende solo de la capacidad productiva de la fértil ría y, por eso, la cofradía se preocupa de realizar siembras mientras los bancos descansan. Durante la tarde de ayer se efectuó una de un millón y medio de unidades de berberecho en A Misela.

El bivalvo procede de los semilleros que tiene el pósito y que están destinados a abastecer las necesidades de las concesiones noiesas. Dado que en el agua hay una elevada cantidad de depredadores, la entidad que dirige Santiago Cruz decidió adoptar medidas de prevención para garantizar que el berberecho salga adelante y esté listo para coger en octubre.

El patrón mayor explicó que antes de la siembra se colocó una red de protección contra los depredadores y se rastrilló el terreno. La cría se echó al mar desde tierra y Santiago Cruz indicó que se realizó de esta manera a modo de experimento: «Desta forma é máis doado facer un seguimento».

Sobre los motivos por los que se eligió A Misela, Santiago Cruz precisó que el crecimiento del producto en esta área es mayor que en otros sitios.

Biólogos del criadero de O Freixo y de la cofradía, así como representantes del cabildo, se encargaron de efectuar la siembra. Santiago Cruz aludió a la necesidad de acometer este tipo de intervenciones: «A praia produce moito, pero a semente sempre axuda. Isto forma parte dunha cadea de traballos porque, en canto remata unha campaña, xa pensamos na vindeira. Hai que asegurar a produtividade».

Almeja babosa

Hace unos dos meses, la cofradía efectuó la siembra de unas dos mil unidades de almeja babosa, también procedente de sus criaderos de O Freixo. En este caso, la intervención se efectuó desde embarcaciones. La intención del pósito noiés es realizar otro aporte de cría de almeja babosa en sus concesiones este verano.

Precisamente, esta especie fue una de las grandes protagonistas de la última campaña marisquera. En este sentido, el máximo responsable de la entidad marinera explicó que el pasado año también se llevaron a cabo siembras antes del inicio de la de la actividad extractiva.

La retirada de cornetas, algas y otras especies que amenazan la supervivencia del marisco es otra de las actuaciones en las que se encuentran inmersos los responsables del pósito. Santiago Cruz indicó que cada día se retiran de la ría unos 400 kilos e indicó que existe una elevada cantidad de depredadores. De hecho, los trabajos de limpieza se mantendrán hasta que se reanude la actividad marisquera en las concesiones de Noia, el próximo otoño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La cofradía siembra 1,5 millones de unidades de berberecho en A Misela