Salmón enjaulado


Hace más de treinta años, estuvo en Noia un biólogo noruego. Bebía ribeiro tinto en cunca metiendo el pulgar en el vino al más puro estilo de Manolito el relojero. Se llamaba Gunnar, era alto, desgarbado y tenía la mirada azulina y el pelo rizo. Se pasaba el día recorriendo la costa de nuestra ría, tomando anotaciones de las mareas, los vientos, las corrientes, el aluvión y la fauna. Lo apuntaba todo en unos grandes cuadernos donde, además, dibujaba unas cartas para mí indescifrables.

También fotografiaba las playas y los ríos que desembocaban bajo los puentes y la vegetación que se desarrollaba salvaje en el camastro infecto de la marea baja. Hablaba un español aceptable y reía como un vikingo cuando repetía palabras en gallego, como «caramuxa«, «boas noites» o nuestro maravilloso «jrasias».

Gunnar, como ya dije, vino a esta comarca con el propósito de hacer un estudio de la ría, aunque nunca acabé de entender si le pagaba el estado español, el noruego o una empresa. En todo caso, lo que sí me quedó claro es que su propósito era la investigación de nuestro medio marino. Solíamos charlar alumbrados por el vino y la penumbra en una tasca noiesa y fruto de aquellas conversaciones, llegué a conocer que vivíamos sobre una mina de oro y diamantes.

Decía Gunnar que la ría era como una huerta que requiere su siembra, su abono, su estación, su cuidado y su diversidad, de modo que, igual que en tierra se dedican parcelas diferentes a la lechuga, a la patata, al tomate o a la fruta, así en nuestra ría se deberían sembrar y recolectar, berberechos, ostras, almejas, mejillones e incluso salmones. Fue la primera vez que oí hablar del sector de la acuicultura.

Según Gunnar, racionalizando y respetando cada una de las zonas, así como profesionalizando el trabajo, una cooperativa de gentes del mar podría vivir y hacer vivir a todo el entorno en una continua prosperidad. Estos días, planea sobre la ría la sombra de Oleg. ¿Qué diría él de las jaulas de los salmones?.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Salmón enjaulado