¿Cuánto cuesta alquilar un piso de verano en Barbanza?

Ana Lorenzo Fernández
Ana Lorenzo RIBEIRA/ LA VOZ

MUROS

La zona de Coroso es una de las más cotizadas, con pisos que rondan entre los 2.500 y los 3.000 euros el mes de agosto
La zona de Coroso es una de las más cotizadas, con pisos que rondan entre los 2.500 y los 3.000 euros el mes de agosto CARMELA QUEIJEIRO

Los precios han subido una media de entre 50 y 100 euros con respecto al 2020 y se sitúan al mismo nivel que el de conocidas zonas turísticas como Torrevieja o Benicasim

18 jul 2021 . Actualizado a las 20:06 h.

Después de que el verano comenzase de forma titubeante debido al mal tiempo y a una explosión de casos de covid, la comarca acaba de estrenar la temporada más importante para el alquiler de viviendas de verano: la que comprende entre el 15 de julio y el 15 de agosto. Con todo prácticamente ocupado, los precios de arrendamiento vuelven a demostrar que, aunque no se está al nivel de concellos situados al otro lado de la ría de Arousa, aquí tampoco son precisamente baratos, puesto que se equiparan al de famosas zonas turísticas de la zona del Mediterráneo, como Roquetas, Benicasim, o Torrevieja.

El ránking de precios de alquileres en la costa española para este verano elaborado por Tecnitasa está encabezado por la isla de A Toxa, donde pasar una semana alojado en un piso de 80 metros cuadrados puede salir por la nada despreciable cantidad de 2.800 euros. Sanxenxo (entre 1.550 y 1.300), Vigo o Nigrán (en torno a 800) estarían también en la parte más alta de esta clasificación, mientras que Boiro y Ribeira ya se colarían un poco más abajo, con unos precios que rondan los 665 euros a la semana, mientras que en municipios como Porto do Son o Muros se podrían encontrar inmuebles por entre 400 y 380.

«Normalmente la gente no suele alquilar por semanas porque les sale más caro»

Desde las distintas inmobiliarias de la comarca señalan que los arrendamientos no han variado mucho con respecto al año pasado, y solo en algunos casos se ha experimentado una subida de entre 50 o 100 euros, sobre todo en los pisos que se reservan para el mes de agosto. «La primera quincena de julio fue bastante mala, pero esta ya la tenemos toda completa y agosto también», señala la pobrense Áurea Pouso. Destaca que los alquileres más altos que han manejado siguen estando en la zona de Coroso, con algunos que llegan a pedir entre 2.500 y 3.000 euros por pasar el próximo mes alojados en un piso con vistas a la ría. También estos inmuebles cerca del mar son los más codiciados en A Pobra, aunque en este caso se baja un poco el listón, y se puede encontrar uno en la zona de Os Areos por 1.500 euros en julio y 1.800 en agosto. «Normalmente la gente no suele alquilar por semanas porque les sale más caro, aquí lo que funciona son las quincenas o el mes completo», apunta Pouso.

 Sin visitas

También señala lo mismo el boirense Ángel Vidal, que reconoce que aunque hay mucha demanda y ya está todo completo para las próximas semanas, este año ha habido un cambio de preferencia, y las viviendas más grandes han tenido menos salida. «Lo normal es que antes una familia alquilase una casa grande, porque luego venían los suegros o los cuñados, pero ahora todos quieren pisos, sobre todo los que están a medio camino entre la playa y el centro», apunta.

«Alguna cancelación siempre cae a última hora, pero yo creo que no tiene relación con el aumento de casos de covid

Sevilla, Madrid, Ourense y por supuesto Santiago, son los destinos de origen de muchos de los clientes de la inmobiliaria sonense de Manuel Mariño, que señala que los alquileres en Portosín suelen andar por los 500 o 600 euros, y que hace tiempo que colgó el cartel de todo completo. «Alguna cancelación siempre cae a última hora, pero yo creo que no tiene relación con el aumento de casos de covid. Si fuera algo puntual que hubiese un brote podría ser, pero como ahora mismo es algo generalizado, pienso que no influye», señala.

Víctor Solís: «Todos los días tenemos llamadas de gente desesperada buscando casa»

Desde hace muchos años, la comarca se ha convertido en un destino turístico perfecto en el que disfrutar del mar sin grandes aglomeraciones. Los visitantes más previsores, «los que se suelen alojar por quincenas o por meses, ya comienzan a buscar piso sobre el mes de marzo. Luego están los que vienen a última hora, que ya no encuentran nada. Todos los días tenemos llamadas de gente desesperada buscando casa de veraneo», apunta Víctor Solís desde una inmobiliaria de Carnota.

 Señala que los clientes suelen ser bastante exigentes y, por experiencia, «siempre se alquila antes lo bueno y caro que lo malo y cutre. Las casas bonitas de piedra nos las sacan de las manos», señala. Eso sí, otra particularidad que tiene este municipio es que «no hay dos viviendas iguales», por lo que es difícil concretar el precio medio de los alquileres durante la temporada estival. Solís calcula que un apartamento de dos habitaciones está entre 60 y 70 euros la noche, unos 400 o 500 por semana, y pueden llegar a pagarse entre 1.400 o 1.600 por algunas casas el mes de agosto.

LOS DATOS

Concellos             Precios por semana (euros)

A Toxa                           2.800