Hemeroteca: El acorazado de la Armada Cardenal Cisneros se hundía frente a la costa de Muros

Toda la tripulación, formada por más de medio millar de marineros, fue rescatada


Los bajos de Meixidos, en el litoral de Muros, eran escenario hace 95 años de un naufragio histórico. Un acorazado de la Armada española, el Cardenal Cisneros, se hundía por completo después de chocar contra dicha zona rocosa. El impacto fue tal que se abrió una gran vía de agua en el casco, lo que provocó que el buque se fuera a pique en poco tiempo. Por fortuna, todos los miembros de la tripulación pudieron abandonarlo y fueron rescatados por una decena de botes que se dieron cita en el lugar.

El Cardenal Cisneros formaba parte de una escuadra junto con tres embarcaciones más, que se habían desplazado a la ría muradana para realizar diversos ejercicios. Habían estado atracados en Muros, donde incluso bajó a tierra la banda de música de la Armada y se montó un improvisado baile festivo. Concluida la estancia en este puerto, sus tres compañeros de travesía partieron rumbo a Vigo, mientras que el acorazado zarpó hacia Ferrol, donde tenía previsto realizar unas reparaciones.

Pero acabó en el fondo del mar de Muros tras chocar contra los bajos de Meixidos. El hundimiento del barco causó gran consternación en la zona y despertó una ola de solidaridad. Fueron muchos los vecinos de Muros que se ofrecieron para acoger en sus casas a los náufragos, más de medio centenar.

Semanas después se constató que el acorazado había chocado contra una piedra que estaba sin cartografiar. Sus restos fueron localizados en septiembre del 2006.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: El acorazado de la Armada Cardenal Cisneros se hundía frente a la costa de Muros