La morosidad obliga a cobrar por vía ejecutiva dos millones del IBI

El pago de la contribución reporta a las arcas municipales cerca de 20 millones de euros


ribeira / la voz

Desde hace unas semanas, los barbanzanos tienen que echar mano de sus ahorros para pagar el impuesto de la contribución, una de las tasas más elevadas que deben ingresar los ciudadanos y que en la mayoría de los concellos se retrasó su cobro varios meses para ayudar a paliar los efectos derivados de la crisis sanitaria del coronavirus. Sin embargo, acabada la moratoria, los ayuntamientos de Barbanza han comenzaron a cobrar este tributo, que reportará a las arcas municipales unos 20 millones de euros. Aunque la gran mayoría se abonará durante el período de cobro voluntario, la morosidad de algunos vecinos obligará a acudir a la vía ejecutiva para reclamar más de dos millones de euros.

Gran parte de los concellos de la comarca tienen delegada en la Diputación toda la gestión y recaudación tributaria, por lo que es este organismo el encargado de reclamar el pago a aquellos contribuyentes que se olvidan de abonar el impuesto de bienes inmuebles (IBI). «En estos casos lo que pasa es que aumenta el porcentaje que se lleva la institución provincial por tramitar los recibos. Si por uno normal cobra el 5 %, por acudir a la vía ejecutiva la cifra se multiplica considerablemente», apunta la alcaldesa de Muros, Inés Monteagudo.

La regidora considera que muchas de las personas que no pagan esta tasa en el período establecido es porque «han detectado errores en su recibo, sobre todo desde que el Catastro hizo la última regularización. Nosotros notamos que se presentaron muchas reclamaciones en el Concello porque se incluían gallineros, leñeras y de todo».

Cuantía importante

Tanto ella como muchos de sus homólogos son conscientes de que esta tasa es elevada y que, debido a la situación generada por la pandemia, haya muchos vecinos que tendrán serias dificultades para abonarla este año, aunque esperan que sean los menos posibles.

Los regidores son conscientes de que el IBI es uno de los impuestos que más dinero reporta a las arcas municipales, como apunta el alcalde de Outes, Manuel González, quien reconoce que retrasar el pago no supuso ningún trastorno para su Concello. «Nós temos liquidez suficiente dos remanentes e non houbo ningún problema», señala.

Con todo, son casi 800.000 euros los que ingresa el municipio outiense por la contribución, y se sitúa como cuarto por la cola entre los concellos de Barbanza que más recaudan.

Como cabía esperar, Ribeira está a la cabeza de este ránking, puesto que el año pasado recibió por este impuesto algo más de 4 millones de euros; seguido de Boiro, con 3,3 millones, y el tercer puesto en recaudación lo ocupa Noia, con 2,5 millones.

En la parte media de la tabla se encuentran los municipios de A Pobra, Rianxo, Muros y Porto do Son, que suelen recibir por este impuesto cantidades que van desde los 1,7 y los 1,4 millones de euros; mientras que Lousame sería el ayuntamiento con menores ingresos, solo 330.000.

Los parques eólicos instalados en suelo de Mazaricos pagan más de 433.000 euros

Además del impuesto que se paga por las construcciones que se encuentran en suelo rústico o urbano, también existe otra tasa que grava aquellos bienes de características especiales, entre los que se incluyen los destinados a la producción de energía eléctrica, gas, petróleo y centrales nucleares, las presas, saltos de agua y embalses, así como las autopistas, carreteras, túneles de peaje, aeropuertos y puertos comerciales. El gran número de parques eólicos que se han levantado en territorio mazaricano ha hecho que el Concello ingrese por este concepto algo más de 433.000 euros, una cantidad que supone más de la mitad de lo que percibe en total por esta tasa.

De hecho, el resto de los diez concellos de la comarca suman entre todos una cifra similar a la de Mazaricos en lo que se refiere al impuesto de bienes de características especiales, siendo Muros -con 106.300 euros- el segundo que más recauda por este concepto, seguido de Porto do Son, con cerca de 89.000 y de Carnota, con algo más de 80.000 euros.

 DATOS DEL IBI 2019*

Concellos   Recaudación

Ribeira       4.200.835

Boiro          3.339.417

Noia           2.500.512

A Pobra     1.777.601

Rianxo       1.607.058

Muros        1.483.281

P. do Son   1.406.503

Outes           754.275

Carnota       702.076

Mazaricos    651.801

Lousame     330.005

*Datos facilitados por la Diputación y por los distintos ayuntamientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La morosidad obliga a cobrar por vía ejecutiva dos millones del IBI