Los concellos se han gastado ya unos 400.000 euros en combatir el covid-19

La adquisición de mascarillas para la población es una de las principales partidas

Alvite A. G.
Ribeira / la voz

Blindar los espacios públicos y proteger al personal que está en primera línea y a los vecinos en una situación más vulnerable está siendo el principal objetivo de los concellos barbanzanos durante la pandemia. Dentro de las, por ahora, limitadas competencias que tienen las entidades locales en esta crisis sanitaria, se han tomado una serie de medidas para combatir el covid-19 y paliar sus consecuencias lo que ha supuesto ya un desembolso de unos 400.000 euros. Y lo que queda.

Se trata de una cifra aproximada que seguramente se quede corta, puesto que los ayuntamientos reconocen tener dificultades para concretar el gasto que han realizado hasta ahora porque son varios los departamentos municipales que intervienen en las actuaciones puestas en marcha para contener los contagios. Grosso modo, esos alrededor de 400.000 euros han ido a parar, por un lado, a la compra de material de protección y desinfección y, por otro, a gastos extra de personal, bien por la contratación de operarios y auxiliares de policía o por la intensa dedicación de muchos empleados municipales a las tareas de limpieza de espacios públicos.

Gasto social

Otra cuantía importante que está sin cuantificar en la mayoría de los concellos tiene que ver con los departamentos de Servizos Sociais. Todos los alcaldes reconocen que el gasto se ha incrementado porque también lo han hecho las necesidades de las familias sin recursos, bien sea mediante ayudas de emergencia social, el banco de alimentos u otro tipo de programas, como el servicio de ayuda a domicilio. En el caso de Carnota, por ejemplo, aunque ahora están trabajando las auxiliares habituales, en el inicio de la crisis se contrató a una empresa para cubrir este servicio, y lo mismo se ha hecho para asumir la desinfección de centros de salud, colegios, polideportivos y demás edificios públicos.

Precisamente, la compra de hipoclorito ha sido uno de los principales desembolsos realizados, junto con la maquinaria para aplicar los desinfectantes. En Mazaricos, donde se llevan gastados unos 35.000 euros, se destinaron 4.000 a la adquisición de una sulfatadora para la limpieza. En Muros, el gasto aproximado que se ha realizado, sin tener en cuenta el pago de horas extra al personal, ronda los 25.000 euros, una cantidad con la que se ha comprado, entre otro equipamiento, material de protección desechable y una máquina de ozono.

En Rianxo, por su parte, solo en la adquisición de mascarillas y material desinfectante se han invertido 30.000 euros, mientras que en Outes el regidor, Manuel González, explicó que en su caso el mayor desembolso realizado hasta la fecha, unos 15.000 euros en total, está relacionado con el personal: «Temos traballadores dedicados a tempo completo á desinfección de espazos públicos e o reparto de material». En este concepto, el Concello de Porto do Son se ha gastado unos 34.000 euros, y más de 15.000 en guantes, mascarillas y geles.

Kit de arranque

La partida de Noia, que incluye medidas como el kit de arranque que ayer empezó a distribuirse entre 400 negocios del municipio para ayudarles en la vuelta al trabajo, asciende a unos 80.000 euros, y es la segunda más elevada, por detrás de la de Ribeira. Unos 150.000 euros se han dedicado a la contratación de personal del GAEM, la compra de tela para hacer mascarillas o aportaciones al banco de alimentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos se han gastado ya unos 400.000 euros en combatir el covid-19