Las alegaciones a la depuradora de Abelleira colapsaron el registro de Muros

Un portavoz de la empresa que promueve el proyecto señaló que la ampliación cumple con el PXOM y con la Ley de Costas


Muros / Corresponsal

Tal y como habían anunciado, vecinos de Abelleira acudieron ayer por la mañana al Concello de Muros para presentar sus alegaciones al proyecto de ampliación de una depuradora de mariscos. No fueron los únicos, ya que a ellos se sumaron residentes en otras localidades cercanas que también temen el impacto que la actuación puede tener en el entorno. De hecho, el volumen de documentos presentados, tanto por la asociación A Ostreira como individualmente, colapsaron el registro muradano y hubo afectados que tuvieron que desplazarse hasta otros ayuntamientos para darles entrada.

Manuel Rodríguez, residente en Abelleira y miembro del colectivo de vecinos, considera que el proyecto «non ten moita lóxica empresarial» e insistió en que la actuación supondrá la privatización de un espacio público, tal y como recoge la asociación en sus alegaciones. El cierre perimetral de las instalaciones previsto preocupa a los vecinos porque reduciría la servidumbre de paso a dos metros, y califican la solución aportada como «ilegal» según los criterios de Costas.

Plenamente conscientes

A este respecto, Diego Vázquez, autor del proyecto de ampliación de la depuradora y portavoz de la empresa que impulsa la actuación, matizó que se trata «dun paseo contrapesado na propiedade do promotor que non afecta ao roquedal da punta, sendo así mesmo desmontable no futuro». Asimismo, aseguró que los responsables de la firma son «plenamente conscientes da realidade do entorno» y explicó que se cumple tanto con el PXOM, como con el POL de la Xunta y con la Ley de Costas, organismo que, afirma, dio validez a la propuesta «sen engadir unha soa coma».

Por otra parte, en la tarde del miércoles se celebró una reunión entre Vázquez, la alcaldesa, Inés Monteagudo, y miembros de la cofradía y de la asociación de vecinos de Abelleira. En este sentido, Diego Vázquez apuntó que por parte de la propiedad «seguimos amosando vontade de diálogo e de chegar a unha solución beneficiosa para todas as partes», y explicó que el proyecto debe pasar varios trámites y ser aprobado por el Gobierno de Madrid.

En cuanto a la actuación, indicó que prevé la ampliación del muelle existente, la construcción de una senda para garantizar la servidumbre de tránsito y el enterramiento de las tuberías de captación y vertido, atendiendo a las exigencias legales y aportando un estudio elaborado por la Universidade da Coruña sobre el impacto en la zona.

Por su parte, Inés Monteagudo expresó que «hai que buscar a compatibilidade das actividades que se veñen facendo na zona». Añadió que están estudiando el proyecto desde el punto de vista técnico y jurídico y que lo que se busca es mantener «unha actitude de diálogo entre todos os axentes implicados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las alegaciones a la depuradora de Abelleira colapsaron el registro de Muros