Derrapes y mucha emoción volvieron a marcar el Gran Prix de Carrilanas de Esteiro

Javier Vidal y Roi Castelo se alzaron con el primer puesto en la categoría de vehículos rápidos


No faltaron ni las sorpresas ni la emoción en un Esteiro abarrotado hasta la bandera. La localidad muradana acogió ayer su XXXII Gran Prix de Carrilanas, en el que Javier Vidal y Roi Castelo (escudería O Cristo) se alzaron con el primer puesto en la categoría de vehículos rápidos, mientras que la segunda posición la ocuparon Javier Lariño y Sergio Lado, del equipo A Carola. El susto de la jornada lo protagonizaron Diego Piñeiro e Iván Moledo, que sufrieron una salida de pista, pero que finalmente no tuvo consecuencias.

Por lo que se refiere a la carrera de vehículos lentos, el ferrari de Miguel Candal y Adrián Greenhalach se proclamó campeón, y al cierre de esta edición todavía no se había confirmado la segunda posición; mientras que, en la categoría infantil, se llevaron la prueba los Chachis Boys, el tándem formado por Martín Rama y Sergio Martínez.

Los asistentes situados en la meta de la Costa dos Maios pudieron vivir derrapes y alguna que otra pasada de frenada, sin olvidar una carrilana que volcó nada más llegar a la carretera principal, pero cuyo piloto no tuvo que necesitar asistencia médica.

Música y tradición

Durante este fin de semana la localidad de Esteiro ha recibido la visita de incontables personas que no quisieron perderse un nuevo Festival das Carrilanas.

Música y actividades para toda la familia completaron la oferta programática de esta edición, que contó con conciertos durante todo el fin de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Derrapes y mucha emoción volvieron a marcar el Gran Prix de Carrilanas de Esteiro