La Diputación diseña dos planes para fijar población y empleo en el rural

El presupuesto de los dos programas ronda el millón de euros


A CORUÑA / LA VOZ

En un discurso de grandes intenciones y frases genéricas como es el de investidura, el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, deslizó dos proyectos muy concretos para combatir, no solo el desempleo -su mantra más repetido-, sino también la despoblación en lo que podríamos llamar la provincia vaciada.

Así, partiendo del Plan de Emprego Local (PEL), el equipo provincial ya ha obtenido la financiación para dos nuevos proyectos con los que espera mitigar el paro y frenar la sangría demográfica: el PEL-Relevo y el PEL-Rurinnova. Este último permitirá la puesta en marcha de 60 proyectos empresariales innovadores que contribuyan al desarrollo socioeconómico de áreas rurales, con un presupuesto de 468.000 euros.

El objetivo es facilitar a jóvenes de 16 a 29 años su incorporación al mercado laboral a través de una ayuda al autoempleo para un período entre 6 y 12 meses. La ayuda máxima que recibirán será de 8.100 euros. Deben residir durante la vigencia de la subvención en alguno de los municipios marcados por el plan de la Diputación, en teoría, los concellos que más sufren la despoblación. Por un lado, todos los municipios de menos de 5.000 habitantes: Aranga, A Baña, Boimorto, Boqueixón, Cabana de Bergantiños, Cabanas, A Capela, Cariño, Carnota, Cerceda, Cerdido, Coirós, Corcubión, Curtis, Dodro, Dumbría, Fisterra, Frades, Irixoa, Laxe, Lousame, Mañón, Mazaricos, Mesía, Moeche, Monfero, Muxía, Paderne, O Pino, Rois, San Sadurniño, Santiso, Sobrado, As Somozas, Toques, Tordoia, Touro, Trazo, Val do Dubra, Vilarmaior, Vilasantar y Zas. A mayores, incluye municipios de entre 5.000 y 10.000 habitantes con saldo vegetativo negativo: Arzúa, Camariñas, Cedeira, Cee, Coristanco, Malpica, Melide, Mugardos, Muros, Neda, Ortigueira, Outes, Oza-Cesuras, Padrón, A Pobra do Caramiñal, Ponteceso, Pontedeume, Porto do Son, Santa Comba, Valdoviño, Vedra y Vimianzo.

El PEL-Relevo es un programa de ayudas -dotado con 432.000 euros- a las empresas del ámbito rural para incentivar la contratación de 80 jóvenes de 16 a 29 años, y facilitar el relevo generacional con contratos de más de seis meses. Los contratados deberán residir en uno de los municipios citados. La Diputación limitará el acceso a esta ayuda a empresas que realicen contrataciones indefinidas y cuenten con un modelo de negocio que potencie la economía verde o azul.

«Potencial do rural»

«Ambos proxectos -que se ejecutarán hasta el 31 de diciembre del 2020- permitirán identificar e mobilizar o potencial dos territorios rurais, con medidas centradas na mellora das taxas de emprego da mocidade», resaltó Formoso. «Sitúan o fomento do emprego xuvenil como peza clave para o crecemento sustentable», añadió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Diputación diseña dos planes para fijar población y empleo en el rural