El robot submarino del buque Don Inda finaliza su segunda inspección en el Sin Querer Dos

El pesquero se encuentra a 114 metros de profundidad

Imagénes del pecio del Sin Querer Dos en O Profundo Fueron captadas por el robot submarino del buque de Salvamento Marítimo Don Inda

El robot submarino del buque Don Inda de Salvamento Marítimo realizó hoy una segunda inspección del Sin Querer Dos, a 114 metros de profundidad, después de que el cerquero de Portonovo fuera localizado el pasado viernes en O Profundo, en la posición 42º 48,2735´N 009º 17,6021, por el sonar de barrido lateral de la embarcación del Servizo de Gardacostas Sebastián de Ocampo de la Consellería do Mar.

Fuentes de Salvamento Marítimo indican que el objetivo de estas inspecciones con el robot submarino es averiguar las causas del hundimiento, que tuvo lugar el pasado día 19 a cuatro millas y media de cabo Fisterra, con el fin de aportar datos para la investigación que se lleva a cabo sobre el suceso y para evitar en lo posible siniestros similares en el futuro. 

Para facilitar la búsqueda de la embarcación, la Consellería do Mar ordenó la retirada de los aparejos de pesca en la zona en la que tuvo lugar el naufragio, al tiempo que prohibió la actividad extractiva en cualquiera de sus modalidades hasta las doce de la noche del día 1.

Por su parte, desde Salvamento Marítimo apuntaron que la búsqueda del tripulante desaparecido, Guillermo Casais, el segundo al mando en el barco, se mantiene en una fase no activa. Es decir, que no se despliegan medios específicos para llevar a cabo labores de localización, pero que se acude al lugar del hundimiento en la realización de ejercicios.

Quienes sí mantienen el rastreo por tierra son los integrantes del Grupo de Emergencias Supramunicipal de Muros, que este sábado recorrieron el tramo de costa comprendido entre la playa muradana de O Ancoradoiro y la zona de Lira, ya en el municipio de Carnota. También efectúan una labor similar integrantes de Protección Civil de Fisterra. 

La investigación

La localización del Sin Querer Dos y el hecho de que pueda explorarse mediante un robot submarino puede aportar datos sobre lo ocurrido. Por el momento, la hipótesis que cobra más fuerza es la que de un golpe de mar motivó que la embarcación se hundiera de manera casi inminente. 

El naufragio ha causado una profunda conmoción en Cambados, de donde eran los tres tripulantes cuyos cuerpos fueron encontrados en el mar solo una hora después de registrarse el suceso. Otros seis marineros fueron rescatados por dos pesqueros que se encontraban faenando en el lugar.

Las incógnitas que rodean al Sin Querer Dos

A. Gerpe/ E. Abuín

Los técnicos han comenzado la investigación sobre las causas del naufragio, entre las que cobra fuerza la hipótesis de un golpe de mar, tras descartarse que batiera contra las rocas

¿Qué pudo suceder en una jornada con marejada, pero con un mar no tan bravo como para impedir faenar a embarcaciones pequeñas, para que uno de los mejores cerqueros de Galicia, el Sin Querer Dos, acabase en el fondo del mar en cuestión de segundos? Esa incógnita atenaza a las gentes del mar, especialmente a quienes conocían estrechamente a la tripulación, como el exdirigente de la cofradía de Portonovo José Antonio Gómez: «Estamos supoñendo moitas cousas porque é moi complicado saber o que pasou. Algo sucedeu no casco que o inundou. É moi difícil concretalo, pero é que queremos encontrar explicacións».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El robot submarino del buque Don Inda finaliza su segunda inspección en el Sin Querer Dos