Volantes de Baño: Un campeón humilde y trabajador

El conjunto muradano logró el ascenso en una temporada que comenzó con cambios en el plano organizativo


A la espera de que empiece la Copa da Costa, el Volantes de Baño sigue entrenando con el recuerdo fresco de, primero, haber celebrado el ascenso a Segunda Galicia y, un par de jornadas después, el título liguero. Los muradanos recorrieron un camino, hasta cantar el alirón, que no estuvo cubierto de rosas. «Houbo inconvenientes. O club fixo pequenos cambios no aspecto organizativo e a xente tívose que adaptar. Ao final, tanto os resultados como os cambios saíron ben», asegura el técnico, José Manuel Lago Dosil, conocido como Sil.

Esta ha sido la primera temporada del entrenador en el banquillo del Volantes y no le ha podido ir mejor. Sil hizo al equipo campeón y, además, encontró un club en el que afirma sentirse «cómodo e contento. É unha entidade entrañable, que se fixo para os xogadores da parroquia. Todo o mundo está implicado e a súa existencia xa é un éxito, tendo en conta o número de conxuntos que hai ao redor».

Paso a paso

Los de Baño fueron dejando ver poco a poco que iban a ser uno de los candidatos a llevarse el campeonato. «Tivemos un inicio da campaña irregular, pero despois vimos que estabamos na pelexa e sabiamos que dispoñiamos dun grupo composto por bos xogadores», comenta el preparador.

Así, «saímos a ver onde nos situaba a competición», explica Sil, y esta los colocó en lo más alto. No era el objetivo principal: «O máis importante que se falou antes do comezo da tempada era darlle un cambio ao club en certos aspectos, como que a xente adestrara». Esta parte se cumplió, haciendo que la buena dinámica en el trabajo y en las sesiones preparatorias llevara a la plantilla a ir subiendo sus prestaciones.

Sobre el campo, el Volantes fraguó su éxito en la seriedad y la regularidad: «Tratamos de darlle solidez e agresividade ao equipo, que estivera ordenado en defensa para, a partir diso, facelo ben en ataque. Era importante non encaixar», apunta el técnico. La suma de todos los factores provocó que el conjunto muradano se ganara el derecho de jugar en Segunda Galicia durante el próximo curso futbolístico.

Mantener el bloque

Lo fundamental para Sil, en relación a lo que será competir en la nueva categoría, es «manter a base do bloque de xogadores. Non facer moitos cambios, tan só darlle un par de toques». Para el entrenador, el grupo está de sobra capacitado para dar guerra en Segunda Galicia y lograr la permanencia: «Está preparado, aínda que haberá que esperar a ver onde nos coloca o transcurso da propia competición».

Pero antes de que eso ocurra y de que lleguen las vacaciones el Volantes de Baño tiene que disputar la Copa da Costa, un torneo al que acudirán con «ambición e sen a presión de pelexar por ascender ou non descender que ten a liga», indica el entrenador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Volantes de Baño: Un campeón humilde y trabajador