Esteirana: Una campaña para no dejar de soñar

El equipo inició la liga sin la aspiración de acabarla en los puestos más altos, pero ahora no renuncia a ocuparlos


En el momento en que Álex Romero cogió las riendas del Esteirana, la directiva le transmitió que el objetivo era lograr la permanencia sin pasar apuros y crear una cultura de entrenamiento en el club, para que los jugadores se acostumbraran a asistir a las sesiones con regularidad. Ahora, cuando la liga encara su recta final y los muradanos están peleando por las posiciones de cabeza, son los propios futbolistas los que quieren buscar el ascenso, afirma Romero. «Ao principio falamos de traballar para intentar subir dentro dun par de anos, pero os resultados foron acompañando, e agora os xogadores queren pelexar».

A pesar de que las expectativas son altas, no acabar entre los dos primeros «non se podería considerar un fracaso», apunta el técnico del Esteirana, quien opina que «a tempada está a ser moi boa». La igualdad en el grupo de A Costa de Segunda Galicia es máxima: «Nós trataremos de sacar o maior número de puntos posible, pero está claro que agora todos os equipos apertan».

Un gran esfuerzo

Álex Romero está contento por el esfuerzo que están haciendo los jugadores del conjunto muradano: «Nesta zona as condicións non son tan idóneas para xuntarse e adestrar. Moita xente traballa e estuda fóra. Os rapaces fan un gran esforzo para vir ás sesións, aínda que tamén é certo que estando arriba na clasificación parece que custa menos. Todo o mundo quere sumar e implicarse».

Romero reconoce el mérito de Javier Lodeiro -entrenador durante la pasada campaña-, quien ya consiguió imprimir más seriedad a los entrenamientos y motivar a los miembros de la plantilla. Aunque el preparador está satisfecho con el rendimiento del grupo, indica que es cierto que hace aproximadamente un mes sufrieron un pequeño bache: «A sensación a nivel colectivo non era tan boa. Despois do Nadal custou xuntar xente, e notouse. Tivemos problemas en defensa e concedemos goles que non deberiamos encaixar. Por sorte, as individualidades sacaban as castañas do lume, aínda que iso non sempre funciona».

Pasado el mal trago, «actualmente brilla o traballo do equipo, que está máis compacto e ten máis seguridade sobre o céspede», explica Romero. El técnico también comenta que el conjunto ha tenido que variar su forma de jugar: «Antes era máis alegre e xogabamos máis en campo contrario, pero tivemos que dar un paso atrás polas baixas en defensa. Optamos por agardar máis ao rival, aínda que non renunciamos a combinar ca pelota».

Para el entrenador también está siendo muy importante la aportación de los juveniles al equipo sénior, «tanto para darlle calidade aos adestramentos, como para competir nos partidos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Esteirana: Una campaña para no dejar de soñar