Un entorno muy castigado por la falta de mantenimiento

El firme presenta numerosas baldosas rotas y gran parte de los árboles que adornaban el entorno han desaparecido


Muros / La Voz

El paseo de la fachada marítima de la villa de Muros precisa de una intervención urbanística y ornamental urgente, tanto para garantizar la seguridad de los peatones que transitan por él, como para recuperar la belleza estética con la que en su día fue ideado este lugar. Irregularidades en el firme, desprendimientos de baldosas, pérdida de sujeción del enlosado, falta de reposición del arbolado dañado y deterioro del parque infantil y de las calles de la zona ajardinada ganada al mar, son las principales anomalías que afectan a este entorno de la villa muradana. A la vez, se detectan irregularidades injustificadas en las alturas de los setos, que tampoco se conservan de una forma adecuada.

El diseño y ejecución del paseo marítimo de Muros ya suma más de 25 años de antigüedad. Desde su creación nunca se hizo una reparación integral, consistiendo las labores realizadas en este lugar -durante los sucesivos mandatos municipales- en la reparación puntual de los daños detectados. Con el paso del tiempo, el firme se ha ido deteriorando, plasmándose los desperfectos en la sucesión de baldosas desprendidas, situación que ya ha provocado varias caídas y el continuo chapoteo de agua en los días lluviosos. En algunos lugares, también se aprecian irregularidades del firme ocasionadas por las raíces de los árboles u otras causas, lo que hace que afloren charcas, humedades o limos sobre el suelo.

Reposición de árboles

En las zonas ajardinadas se detecta falta de conservación, pues faltan muchos árboles. Además, las especies empleadas para hacer un seto que sirve para separar el vial y el paseo tienen innumerables deficiencias, tanto en su continuidad como en la altura de los mismos, en diseño y amplitud, por lo que parece adecuado idear un plan de armonización del espacio.

Mención aparte merece el entorno ajardinado creado entre la rampa de varada y la entrada a la rúa de Axesta, que también precisa de mejoras, con un remozado del parque infantil, la corrección del firme de las calles para evitar que se formen charcos y la limpieza de los espacios en los que el musgo invade varios tramos del paseo.

La regidora, María Xosé Alfonso, explicó que ya se han repuesto algunos árboles y que se continuará con dicha labor. En cuanto a otras deficiencias, comentó que, poco a poco, las subsanará la brigada de obras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Un entorno muy castigado por la falta de mantenimiento