El muradano que ya es eterno

José Varela Domínguez, el que era el vecino más longevo del municipio, fallecío el viernes a los 103 años


Muros / La Voz

Muros perdió el viernes a su vecino más longevo, de 103 años de edad. Los restos mortales de José Varela Domínguez, nacido y residente en la parroquia de Santiago de Tal, recibieron sepultura en el panteón familiar a media tarde de ayer, después de celebrarse en su honra un solemne funeral de cuerpo presente. Numerosos familiares, amigos y vecinos del difunto le acompañaron en su despedida.

Durante el sepelio fueron frecuentes los comentarios en recuerdo de José Varela, quien dejó a su familia, con plena lucidez, valiéndose por si mismo y siempre preocupado por los demás. Su ambición fue el mantenerse activo y por ello el trabajo de conservación de su huerta y la disposición para atender cualquier necesidad en su hogar fueron constantes. Gran conversador, amigo de compartir experiencias con todos hacían siempre agradable las charlas con él, que solo se veían limitadas por las dificultades auditivas que padeció últimamente.

El próximo mes tenía comprometido un encuentro con este medio para conmemorar el 104 aniversario, pero ya no será posible, pues una enfermedad le obligó a hospitalizarse hace un mes, pero complicaciones posteriores acabaron con su vida. José Varela fue marinero, empleado en la máquina de varios barcos y desde su jubilación llevó una vida ordenada y sin excesos, sin someterse a dietas ni privaciones. Su vida, y especialmente su salud y el llegar a su edad con plena lucidez y facultades físicas, es un anhelo para quienes supieron de su existencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags

El muradano que ya es eterno