Hallan en Mazaricos el cuerpo sin vida de la vecina de Dumbría desaparecida el viernes

Xoán R. Alvite, Toni longueira RIBEIRA, CARBALLO

MAZARICOS

alvite

El cuerpo apareció este lunes flotando en el río Xallas, a menos de un kilómetro de donde la mujer, de 54 años, había dejado su coche. María Isabel Peña Rodríguez era de Alvarellos, en la parroquia de Berdeogas

18 mar 2024 . Actualizado a las 16:36 h.

Poco antes de las diez de la mañana de este lunes, una hora después de que un amplio operativo se desplegara por el municipio de Mazaricos para buscar a María Isabel Peña Rodríguez, una vecina de Dumbría de 54 años que faltaba de su domicilio desde el viernes, era hallado su cuerpo flotando en el río Xallas, a menos de un kilómetro donde había aparecido su coche en la madrugada del sábado, en el lugar mazaricano de Ponte Olveira. Los vecinos de este núcleo fueron los que dieron la voz de alarma tras comprobar que el vehículo tenía las llaves puestas en el contacto y la puerta del conductor estaba abierta, como apuntó un vecino a las fuerzas de seguridad. Este mismo testigo relató que vio llegar un coche a las inmediaciones de su casa en torno a las cinco de la madrugada del viernes al sábado. Que se bajó una persona y que dejó el vehículo delante de la entrada.

Sobre las 9.00 empezaron a peinar la zona 15 agentes de la Guardia Civil, apoyados por varios perros adiestrados para la búsqueda de personas, así como miembros del grupo de emergencias de Muros y de Protección Civil de Mazaricos. Estaba previsto que se uniera al dispositivo una unidad del grupo de actividades subacuáticas y, si la niebla lo permitía, un helicóptero.

María Isabel Peña fue vista por última vez la tarde del viernes, cuando al parecer se personó en el cuartel de la Guardia Civil de Carballo con la intención de presentar una denuncia, aunque los motivos no han trascendido.Según testigos, llegó hasta Ponte Olveira conduciendo su vehículo, un Seat Ibiza, y cuando se bajó parecía desorientada.

María Isabel Peña Rodríguez estaba separada desde hacía ya unos años y era madre de dos hijos (una chica y un chico). Residía en el lugar de Alvarellos, en la parroquia dumbriesa de Berdeogas. Isa, como era conocida familiarmente fue vista en el consistorio dumbriés la semana pasada para cumplimentar unos trámites administrativos. Trabajó en diferentes servicios municipales, como el servicio de ayuda en el hogar y en otros puestos del plan de empleo promovidos por el gobierno municipal. En verano del pasado año trabajó en labores de limpieza en el albergue dumbriés de O Loncho, situado en la parroquia de Olveiroa.

El cuerpo fue localizado junto a unos matorrales, junto al cauce del Xallas, y estaba vestido. A la espera de lo que determine la autopsia, parece descartada la muerte violenta. Las primeras hipótesis apuntan a un ahogamiento, aunque habrá que esperar a los resultados de la autopsia, que le será realiza en la sede del Imelga, en el Chuac coruñés.