Muere un niño de 14 años ahogado en el embalse de A Fervenza, en Mazaricos

La Voz RIBEIRA / LA VOZ

MAZARICOS

La víctima, alumno de un colegio de Carballo, se encontraba de excursión en la zona

16 jun 2021 . Actualizado a las 09:45 h.

La Axencia Galega de Emerxencias confirmó poco después de las 14.00 horas de este martes el fallecimiento de un menor en el embalse de A Fervenza, en Mazaricos. La víctima era alumno de un colegio de Carballo y se encontraba de excursión en la zona. A pesar de los esfuerzos de los sanitarios que se desplazaron al lugar, a bordo del helicóptero medicalizado con base en Santiago, no se pudo hacer nada para salvarle la vida.

Nada más tener constancia de los hechos, el 112 Galicia puso en marcha un operativo que contó con la intervención de Salvamento Marítimo, Gardacostas de Galicia, los bomberos de Santa Comba, el GES de Muros, Protección Civil de Mazaricos y la Guardia Civil.

Desde la Guardia Civil apuntan que a las 12.30 horas se tuvo conocimiento de la desaparición del menor, de 14 años (y no de 11, como se indicó en el primer momento) que cursaba sexto de primaria, al que no conseguían localizar en el agua. El cuerpo pudo ser rescatado del embalse y personal médico le realizó maniobras de reanimación sin éxito. 

El niño, de una familia residente en la zona de A Ponte da Pedra (Carballo), cursaba sexto de Primaria en el colegio Fogar, y se había desplazado con compañeros del centro a esas instalaciones para realizar actividades lúdicas. Al parecer, el trágico suceso se produjo después de que los niños realizasen una excursión en piragua. Tras finalizar y recoger las embarcaciones y los chalecos salvavidas que usaron mientras estuvieron en la canoa, un grupo de menores decidió darse un baño en el embalse, cerca de la orilla. La víctima pisó en una zona donde se ubica un pozo de lodo de unos seis metros y quedó atrapado.

El operativo

Los efectivos que participaron en los trabajos de rescate se organizaron en una larga cadena para llevar a cabo la búsqueda por el fondo del agua con los pies.

También se intentó utilizar una cámara térmica para ver si se podía apreciar algún detalle que diera pistas sobre la ubicación del niño, pero esta opción no funcionó.

Un bombero del parque de Santa Comba realizó varias inmersiones en zonas más profundas, a las que no podían llegar los rastreos a pie. Después de hacer la tercera batida, el bombero salió del agua con el menor en brazos y pidiendo ayuda para hacer el remolque, según comunican desde el propio Servicio de Prevención, Extinción de incendios y Salvamento de Santa Comba

Las tareas de reanimación se prolongaron durante, aproximadamente, unos 30 minutos. Hasta el lugar acudió el helicóptero medicalizado con base en Santiago para trasladar a los profesionales sanitarios. El médico certificó la muerte del niño de Carballo en torno a las 14.00 horas.