Las granjas dejaron de ingresar 32 millones por el pacto de los precios de las lácteas

Unións Agrarias estima que el perjuicio causado supone un 10 % del precio que tenía la materia prima


ribeira / la voz

Los pactos de precios y otros intercambios de información llevados a cabo por las principales industrias lácteas costaron a los ganaderos de la comarca algo más de 32 millones. Esa es la cifra que se estima dejaron de ingresar las granjas entre los años 2000 y 2013 -se excluye el 2005- debido a esas prácticas calificadas como ilegales por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

«Estímase que o dano causado se sitúa na volta do 10 % do prezo medio que rexistraba o leite nese período. Ben é certo que esta cantidade, nunha hipotética resolución xudicial, pode diminuír ou incluso ser maior», explica Félix Porto, miembro del equipo jurídico del sindicato Unións Agrarias, entidad que está dispuesta a ir hasta «as últimas consecuencias para que os gandeiros recuperen o que entendemos lles foi quitado de forma ilegal». Tanto es así que esta asociación ya tiene en preparación más de 700 demandas contra la industria con la intención de recuperar este dinero, aunque estima que la cifra puede alcanzar las 2.000 antes del próximo 11 de julio, fecha en la que finaliza el plazo para reclamar.

Desde el sindicato no descartan actuar contra la totalidad de las industrias, pues entienden que también se beneficiaron de la «distorsión provocada no mercado». Señalan que las mayores garantías de éxito son contra las empresas sancionadas. Entre ellas, las que mayor presencia tienen actualmente en territorio barbanzano: Lactalis, Nestlé y Corporación Alimentaria Peñasanta, matriz de Central Lechera Asturiana o Larsa. En el caso de Feiraco, Leche Celta, Reny Picot y Leche Río, aunque también quedó probada su implicación, su infracción quedó prescrita.

Inicio del proceso

El proceso arrancó en el 2015 con la sanción de 88,6 millones impuesta por la comisión a 11 empresas lácteas y dos asociaciones por prácticas que atentaban contra la libre competencia. Resolución que fue anulada por un defecto de forma y dictada de nuevo en el 2019 con una nueva propuesta de sanción que reducía la multa en ocho millones.

En el escrito de competencia se daba por probado que las industrias dialogaron e intercambiaron información sobre los precios de compra, los que iban a proponer, la identidad de las granjas y los volúmenes adquiridos. También la identidad de los ganaderos que tenían intención de cambiar de transformador e incluso posibles medidas para evitarlo.

90 millones

 Kilos de leche

Se estima que fue la producción media anual en los 12 años del período analizado.

3 céntimos

 Pérdidas

El cálculo medio es que cada granja dejó de ingresar unos tres céntimos por litro.

43.000 €

 Importe por granja

En el período objeto de análisis había 742 granjas y cada una dejó de recibir unos 43.000 euros.

Todas las explotaciones que producían entre el 2000 y el 2013 pueden reclamar

Reclamar el dinero que se dejó de percibir -pueden hacerlo las granjas que producían leche entre el 2000 y el 2013, aunque ahora estén cerradas- será gratuito para las que deleguen el trámite en los abogados de Unións Agrarias, al menos hasta que haya una resolución firme y los afectados cobren la indemnización. El coste para sus socios será del 10 % y del 20% para los que no.

El sindicato se hará cargo de los gastos jurídicos y de las pruebas periciales para cuantificar el montante de las cantidades.

Para presentar esta demanda es necesario tener las facturas de venta o, en su defecto, autorizar al sindicato para que solicite ante el Ministerio de Agricultura un certificado de las entregas realizadas.

Competencia multa con 80,6 millones a las industrias lácteas

Somos Agro
Competencia acusa a las lácteas de conductas que van contra el interés de los ganaderos
Competencia acusa a las lácteas de conductas que van contra el interés de los ganaderos

Las acusa de conductas ilícitas realizadas entre el 2010 y el 2013 que van en contra de los derechos de los ganaderos

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) ha vuelto a la carga y ha sancionado, otra vez, con 80,6 millones a ocho empresas que operan en el mercado de aprovisionamiento de leche cruda de vaca. El motivo, «actuaciones concertadas», como las calificó en su día, llevadas a cabo entre el 2000 y el 2013.

El proceso no es nuevo. Abierto por Competencia en el 2015, a finales del año pasado la Audiencia Nacional anuló por defectos de forma las sanciones impuestas que, en su conjunto, ascendían a 88,6 millones de euros. Pero en enero Competencia retomó el proceso. Lo hizo con referencia a abril del 2014, momento previo a que ella misma modificara los años de investigación y ampliara las imputaciones ya marcadas en la fase de instrucción. Fue ese cambio el que dio pie a un recurso de la multinacional Nestlé que fue estimado en julio del 2016 y aplicado luego al resto de las industrias que aparecían en el proceso. Ahora Competencia, tras reabrir el expediente en enero, vuelve a imponerles multas por 80,6 millones al considerar la actuación de las lácteas una infracción muy grave.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las granjas dejaron de ingresar 32 millones por el pacto de los precios de las lácteas